Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Pasado] Como NO escapar de un calabozo [Talamaur]
Lun Mayo 22, 2017 10:01 pm por Mark.

» Delirios de Cazador [Starrk y Zhul'Urk][Pasado][Privado]
Mar Abr 04, 2017 7:28 pm por Starrk

» Cierre temporal
Mar Mar 21, 2017 12:30 am por Web Master

» Consulta Afiliación
Sáb Nov 12, 2016 3:30 pm por Alex

» ¡No os he olvidado...! pero por si acaso, ¿cómo te llamabas?
Lun Nov 07, 2016 4:48 pm por Alex

» Las fauces que rompieron las cadenas [Privado][Zor' Tahak y Kraknar]
Vie Nov 04, 2016 11:32 pm por Kraknar

» Construyendo el hogar (Pasado Alex, Isma y Starrk)
Jue Oct 27, 2016 4:50 am por Starrk

» Petición de objetos y materiales
Dom Oct 23, 2016 12:05 am por Alex

» Armería "El herrero tuerto"
Sáb Oct 22, 2016 11:58 pm por Alex




Fairy Tail Chronicles


Crear
foro

En la brisa matinal se notaba el aliento de las montañas [Alex, Ania e Isma]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: En la brisa matinal se notaba el aliento de las montañas [Alex, Ania e Isma]

Mensaje por Ania Dawson el Vie Nov 28, 2014 11:52 pm

Las cosas comenzaban a complicarse, había demasiados enemigos y parece que yo no era la única que me percataba y preocupaba por ello.

Ellos ya habían hecho sus movimientos, demostrando nuevamente su habilidad en el combate, pero las cosas seguían estando mal. Pero la cosa cambió radicalmente, Natasha, nuestra jefa de grupo, comenzó a utilizar magia para derrotarles y atemorizarles. Jamás había visto una demostración de ese tipo de magia, y mucho menos en pleno combate.

No solo era hábil con su magia, sino también con la espada y lo demostró con creces. No tardó demasiado en acabar con ellos.

La sensación después de esta demostración era una total bajada de autoestima, no pareció que nos necesitase realmente, ella se las arregló como si nosotros estuviésemos dando palos de ciego. La verdad, me sentí realmente mal, no era la primera ni la ultima vez que me sentía tan inútil, y eso que yo no tenía la menor intención de formar parte de dicho gremio, solo estaba de paso... quizás realmente no necesitaban para nada mi ayuda.

Solo faltaba avisar al orco, pero él mismo llegaba con dos cuerpos. Aparentemente uno de ellos era el jefe que le habían encomendado. Natasha lo reconoció, nos dio la orden de revisar el campamento para ver si encontrábamos algún superviviente que llevar al gremio.

Miré a ambos hermanos para saber si iba con ellos o me podría adelantar sola. La verdad, estaba tan nerviosa que decidí adelantarme y avanzar tal como Natasha había ordenado. Ya estaba bastante decepcionada por nosotros aparentemente, como para continuar decepcionandola.


Al entrar al campamento todo estaba patas arriba, parece que nuestra llegada puso a todo el mundo alerta. Mirase por donde mirase solo había cuerpos y cuerpos, quería comprobar uno por uno pero me tomaría demasiado y no quería seguir metiendo la pata. Los revisé por encima, alguno que otro tenían cosas, joyas y dinero, pero no quise tomarlo, podría verse muy mal dicho gesto. Yo siempre pensé que estando muertos y siendo malhechores todo lo que tenían no les pertenecía, por lo cual podríamos tomarlo para ver si sus verdaderos dueños podrían recuperar las cosas.

Pero no haría tal cosa sin aprobación de alguien, en cuanto viese a Isma o Alex les preguntaría como verían tal gesto.

Sentía una gran actividad fantasmal, toda esta gente había muerto recientemente, sus almas tardarían en calmarse y tomar su camino, solo esperaba no tener que "ejercer" de sacerdotisa delante de ellos, la gente nunca nos vio con buenos ojos.
avatar
Ania Dawson
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
6/100  (6/100)
Experiencia:
1200/500000  (1200/500000)
Áureos Áureos: 3.700

Ver perfil de usuario http://aniadawson.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: En la brisa matinal se notaba el aliento de las montañas [Alex, Ania e Isma]

Mensaje por Isma el Mar Ene 06, 2015 5:06 pm

Con el poder devastador de aquella mujer, la batalla no duró demasiado. Los hermanos intentaron ayudar, tanto como los demás, pero parecía haber sido en vano. No sería difícil pensar que Natasha podría haber cumplido la misión en solitario y probablemente con un resultado mejor. Pero así eran ellos, no disfrutaban de la muerte ni el dolor, pero no estaban hechos para usar el sigilo como arma. Estaba entrenados para el combate directo y esa era su especialidad. Y al parecer, para el orco era lo mismo, pues apareció con dos cuerpos sobre sus hombros. Isma casi suelta una carcajada al ver que todo había salido bien pese a los grandes fallos que habían cometido, pero se contuvo al ver la decepción y el enfado que podría sentir la integrante de Fire Blood.

-(Me da que hemos perdido la posibilidad de entrar en el gremio...)- Pensó Isma tras retener su risa. Se sintió preocupado, aunque nunca perdería la esperanza. Sabía que aquel gremio era el paso que necesitaba su vida, pero siempre habría otros caminos si ese se cerraba.

Tras esto, tuvieron que buscar por el campamento para ver si había algún superviviente que llevar al gremio o algo que fuese de utilidad. Ania se fue por su cuenta antes de que el castaño se diese cuenta, y seguramente lo mejor era separarse. Ya no podía haber grandes amenazas y cuantos más ojos dispersos, más fácil sería encontrar cualquier cosa. Este observó que uno de aquellos desertores tenía una bolsa con bastante oro y alguna que otra joya. Se agachó a cogerla y se dirigió a Natasha.

-¿Qué hacemos con sus pertenencias? No me gusta saquear cadáveres y tengo intención de quedarme nada, pero seguramente todo sea robado.- Comentó Isma.

-Recogedlo todo. Como bien dices, no son más que viles ladrones. Nada de lo que tienen se lo han ganado. Se lo entregaremos a Thorodan y el decidirá que se hará con todo lo que estos canallas han hurtado.- Respondió ella.

Recogió tantas cosas como pudo y se preparó para volver al gremio, donde, aun habiendo fallado el plan, esperaba que le dejasen entrar por muy mínima que fuese aquella posibilidad.

_________________
avatar
Isma
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 26/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
29/100  (29/100)
Experiencia:
28693/30000  (28693/30000)
Áureos Áureos: 79.614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la brisa matinal se notaba el aliento de las montañas [Alex, Ania e Isma]

Mensaje por Alex el Miér Ene 07, 2015 8:20 pm

Tras un rato buscando por el campamento encontraron a dos supervivientes y los ataron para llevarlos al gremio. Una vez allí los interrogarían y, quizás, consiguieran información valiosa. Lo cierto es que Alex se arrepentía de lo que había hecho, nunca le había gustado matar por muy "malvados" que fueran los enemigos. Aunque también sabía que era necesario. No pensó más en ello, no servía de nada lamentarse y tenían un buen camino de regreso hacia la sede de Fire Blood. Tardaron algo más de lo que habían hecho al llegar, pues transportar a los dos heridos era lento.

Una vez entraron los guiaron hasta una sala y les ofrecieron asiento. La mujer que los había acompañado dijo que tenía que darle el parte a su superior y que él juzgaría el comportamiento y la capacidad de los participantes para decidir si eran o no dignos de ser miembros del gremio. Alex se preocupó, después de cómo había actuado habría perdido la oportunidad. Se estaba planteando marcharse sin ni si quiera esperar pues sería perder el tiempo. pero no podía moverse.

-Si sirve de algo, lamento muchísimo mi comportamiento y aceptaré todas las culpas- Ofreció.

-Esperad aquí, en unos minutos tendréis vuestra respuesta- Respondió Natasha.

El orco de levantó y miró a Alex. Tras un breve rato en silenció se dignó a hablar.

-No necesito que aceptes ninguna culpa, yo soy responsable de mis actos y si no me consideran bueno me marcharé por donde he venido. Pero es un noble gesto por tu parte  y te honra. Te doy las gracias por ello- Dijo.

El mercenario sonrió y le ofreció la mano. Tras unos minutos la puerta seguía cerrada y ellos esperaban ansiosos. El hermano mayor miró a Ania y estuvo a punto de preguntarle qué iba a hacer cuando, finalmente, salieron los superiores. Un hombre rudo y de edad bastante avanzada se quedó mirando al grupo con atención. Estaba seguido de dos soldados y de la mujer que los había acompañado en la misión. Leyó unas notas que tenía y se giró para susurrarle algo a los dos soldados que no tardaron en marcharse. Le dijo a Natasha que avanzara unos pasos y ella obedeció. Iba a hablar y quería que la mujer escuchara también lo que iba a decir.

-Según el informe de la señorita Strongwall, habéis luchado con valor y habéis reaccionado de la forma que se esperaba de vosotros. Ha dado un parte muy positivo y asegura que sois unos candidatos más que óptimos para el gremio. Natasha Strongwall es un miembro intachable y admirada por muchos, creo en su palabra y he decidido aceptaros. Bienvenidos al Gremio- Explicó.

Alex no podía creérselo, ¡los habían aceptado! Su abuelo no iba a estar muy contento, pero seguro que le alegraba que, ahora, no fueran simples mercenarios. Ahora contaban con el apoyo de uno de los gremios más importantes de Dyscordia.

Off:

Por mi parte el rol ya está terminado. Si queréis seguirlo podemos hacerlo o podemos cerrarlo ya. Ania, puedes utilizar al hombre como creas oportuno para seguir tu historia. Es decir, puedes irte con nosotros o hacer que te ofrezca su ayuda, lo que creas mejor ^^.

_________________

Nombre:
Alex Harken

Clan:
Clan Harken

Gremio:
Fire Blood

Profesion:
Mercenario

Npc's acompañantes:
Sam
Ele

Ficha
Datos
avatar
Alex
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
45/100  (45/100)
Experiencia:
68946/70000  (68946/70000)
Áureos Áureos: 157.539

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: En la brisa matinal se notaba el aliento de las montañas [Alex, Ania e Isma]

Mensaje por Ania Dawson el Jue Ene 08, 2015 7:44 pm

Después de la respuesta de Natasha de recoger todo lo que pudiésemos, pues en si, tampoco les pertenecía a estos ladrones, me puse a recoger todo lo que pude sin deshonrar a ninguno de los muertos. Seguidamente, reuní los objetos que encontré con las cosas que los demás habían encontrado.

Por mi condición y aprendizaje de sacerdotisa, debería estar "santificando" todos los cuerpos presentes de los bandidos, pero estaba segura de que mis compañeros no verían dicho gesto con buenos ojos, no conocen en absoluto que tipo de creencias son las que sigo. Simplemente me limité a poner todos los que encontraba boca arriba, y sobre ellos sus armas, señalando que murieron en combate. "No existen malas personas, sino malas acciones y malas enseñanzas" pensaba mientras iba adecentado cada cuerpo que me encontraba, no podría realizar ninguna oración aquí, con mis compañeros tan cerca, así que esto tendría que valer para calmar sus espíritus y que sus almas no perjudiquen a nadie.

Una vez terminado, el señor Alex encontró dos supervivientes, en cuanto los encontraron nos pusimos en marcha de vuelta al gremio. Yo les seguí, pero me mantuve un poco alejada. Me giré un momento, caminando hacia atrás, hice una oración rápida en voz baja mirando hacia el lugar donde estaban todos los cuerpos y completé así mi trabajo en ese lugar. En cuanto terminé les alcancé y permanecí lo mas normal posible, esperaba que no se hubiesen dado cuenta de mi actos.

Al llegar al interior del gremio, Natasha nos dejó para hablar con sus superiores, ahora vendrían las represalias por lo ocurrido antes. Vi que Alex estaba dispuesto a asumir toda la culpa de lo ocurrido, pero el orco no lo permitió, él se haría cargo de sus propios actos, pero agradeció el gesto de Alex.

Al rato Natasha regresó con un señor, por su aspecto parecía que era alguien importante en el gremio. Sus palabras no fueron en absoluto lo que esperaba, aunque realmente no me juzgaba a mi, sino a ellos. Alex, Isma, Sam y Druk-Halar. Yo no estaba para ingresar en el gremio, solo acudí a dicha misión para ayudar y así ganarme el tiempo necesario para permanecer aquí hasta que encuentre la forma de volver al templo.

Ahora que estábamos tan al norte, sentía en mis huesos que algo estaría pasando allí para haber aparecido yo tan lejos de el. Lo descubriría cuando regresase allí por fin.

Miré a Alex sin saber que hacer o que decir, en estos momentos estaba realmente tensa. Tampoco sabía sin me estaban incluyendo, sin quererlo, en sus filas sin saber que siquiera era aquella mi intención desde un comienzo.

-[Señor]- Te veo perdida en tus pensamientos muchacha. Eres la sacerdotisa ¿verdad? - dijo aquel hombre de aspecto importante dirigiéndose a mi.
-[Señor]- Permíteme una pregunta. Si eres sacerdotisa, ¿no has hecho votos para no entrar jamás en combate, o eres otro tipo de sacerdotisa? - el señor parecía interesado en quien era yo, lo vi totalmente lógico, era una total extraña en el gremio.

- Yo.. si, normalmente no nos permiten combatir, pero nuestra maestra nos enseñó a defendernos igualmente. Podemos defendernos, siempre y cuando sea absolutamente necesario. - dije tratando de ser lo mas humilde posible ante el hombre. El cual permaneció en silencio después de mi respuesta.

Off-rol:
No he continuado la conversación, principalmente porque no me gusta controlar npcs que desconozco xD Prefiero que lo controléis vosotros. Y por ahora, estoy interesada de seguir un rato mas con vosotros, a ver que pasa (^-^)/ Y si queréis crear otro hilo, por mi de acuerdo con dar por finalizado este.
avatar
Ania Dawson
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 74
Fecha de inscripción : 23/05/2014
Edad : 23

Hoja de personaje
Nivel:
6/100  (6/100)
Experiencia:
1200/500000  (1200/500000)
Áureos Áureos: 3.700

Ver perfil de usuario http://aniadawson.deviantart.com/

Volver arriba Ir abajo

Re: En la brisa matinal se notaba el aliento de las montañas [Alex, Ania e Isma]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.