Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Pasado] Como NO escapar de un calabozo [Talamaur]
Lun Mayo 22, 2017 10:01 pm por Mark.

» Delirios de Cazador [Starrk y Zhul'Urk][Pasado][Privado]
Mar Abr 04, 2017 7:28 pm por Starrk

» Cierre temporal
Mar Mar 21, 2017 12:30 am por Web Master

» Consulta Afiliación
Sáb Nov 12, 2016 3:30 pm por Alex

» ¡No os he olvidado...! pero por si acaso, ¿cómo te llamabas?
Lun Nov 07, 2016 4:48 pm por Alex

» Las fauces que rompieron las cadenas [Privado][Zor' Tahak y Kraknar]
Vie Nov 04, 2016 11:32 pm por Kraknar

» Construyendo el hogar (Pasado Alex, Isma y Starrk)
Jue Oct 27, 2016 4:50 am por Starrk

» Petición de objetos y materiales
Dom Oct 23, 2016 12:05 am por Alex

» Armería "El herrero tuerto"
Sáb Oct 22, 2016 11:58 pm por Alex




Fairy Tail Chronicles


Crear
foro

Ficha de Ishkar

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Ishkar

Mensaje por Ishkar el Miér Sep 24, 2014 11:20 pm



Nombre: Ishkar.

Apodo: Ishkar el imparable.

Edad: 34 años.

Poder: Energía interior.

Estadísticas:
- Fuerza: 2.
- Velocidad -1.

Raza: Audron.

Sub-Raza: N/A.

Profesión: Constructor [Obrero] / Carpintero [Maderero]

Armas: Mandoble de hierro [Grado 1].

Gremio: Hermandad del cuervo

Foto o dibujo:


Descripción física: Ishkar es un Audron de los más grandes entre su raza, superando la media y alcanzando los dos metros y cincuenta centímetros de altura. Un ser robusto, de gran musculatura y muy definida, capaz de intimidar a muchos de los que se cruzan con este coloso. Posee algunas cicatrices por todo su cuerpo y algunas por el rostro, que demuestran que se ha curtido en mil batallas, aunque las más características son las que cruzan su ojo izquierdo, una quemadura con cierta forma de ave sobre el pectoral derecho y tres marcas de garras en las costillas del lado izquierdo. Su tez es gris oscura, a diferencia de su cabello, largo y algo alborotado. Apenas tiene flequillo mas que la parte que sobre sale de los cuernos. Sobre sus hombros caen dos grandes mechones que alcanzan los pectorales y del mismo color, reposa una barba algo frondosa desde su mentón hasta el el principio de sus orejas donde se une con el pelo. Por encima de estas, se muestran dos pequeñas protuberancias en forma de cuerno, rectas y un poco onduladas al final. Un poco más arriba, otro par mucho más grandes y destacables que se doblan hacia dentro por la punta. Sus ojos, pequeños, contrastan con todo su ser, con un color ámbar.

Su vestimenta es escasa, y es ese uno de los motivos que le han llevado a obtener tantas marcas de guerra. Nada porta para taparse el torso que muestra desnudo, excepto por una enorme protección, adornada con un par de pinchos y pelaje marrón, en el hombro izquierdo, sujetada por una correa de cuero que cruza en diagonal. Cubre sus manos y sus muñecas con un par de guanteletes reforzados con metal y también con el toque de vello animal en sus bordes. En la parte inferior viste un pantalón de piel curtida. Sobre estos un gran cinturón de metal con con ciertos adornos, dejando caer más pieles de bestias como trofeo. Calza unas botas altas, que llegan hasta las rodillas, anchas y con una mata de pelo, también marronáceo, creando el borde. Varias placas de metal, provistas de más pinchos, culminan el calzado.


Descripción psicológica: Este audron es probablemente una de las personificaciones del hombre fuerte y bobo. No es totalmente ignorante ni un idiota, pero la inteligencia no es su fuerte y prefiere actuar por instinto que pararse a pensar las cosas antes de llevar a cabo una acción. Se muestra serio e indiferente hacia la mayoría, aunque en realidad es alguien bastante sociable e incluso amante del humor, a pesar de que muchas veces las risas vienen a su costa y él no se da cuenta. A veces tiene cambios emocionales bastante bruscos aunque siempre son por alguna razón. No siente amor por nada ni por nadie, no tiene ningún familiar, pues todos murieron, y se auto proclama así mismo como una máquina perfecta para matar. Carece de miedo a la muerte y lo único que la apasiona es blandir su espada y sesgar la vida de aquellos desafortunados que se interponen en su camino.

Es paciente como el que más, pudiendo estar incluso días en una misma posición, sin comer, beber ni dormir, aunque siempre si hay algún objetivo, pues no lo haría por gusto. No obstante, odia que la gente haga mal su trabajo y si puede intervenir para remediarlo, lo hará sin dudar y a pesar de haber trabajado en más de una ocasión como espía, se le da bastante mal. Es bastante torpe en el ámbito del sigilo y muchas veces acaba con sus presas antes de obtener la información, lo que le ha llevado a fallar la gran mayoría de estas misiones. Rendirse no entra en su vocabulario, jamás dejará algo a medias y no huirá ni aunque su vida esté en juego. Posee un gran sentido del honor, pudiendo combatir en desventaja, pero evitando cualquier pelea en la que su condición sea beneficiosa frente a su adversario. También hace gala de mucho orgullo que muy rara vez pisotea.


Historia: Los audron, a pesar de ser una raza de gran poder y ambición, usualmente propensa a la guerra, tenía algunos clanes que tan solo buscaban sobrevivir y convivir con las demás razas. Ishkar nació en uno de ellos. Lo criaron y educaron para preservar la paz, aunque, él siempre tuvo curiosidad por la lucha. Le apasionaba ver a grandes guerreros, imaginarse como tal, viajando por el mundo y derrotando bestias colosales. Era un soñador, pero sus metas estaban demasiado lejos de cumplirse. Con el tiempo, aprendió que la guerra solo traía malas consecuencias y dejó a un lado sus deseos de batallar y se dedicó a la construcción, aportando cuanto podía a sus familiares y a todos los demás miembros del clan.

Un día aciago, sufrieron el ataque de unos bandidos que no tuvieron piedad alguna. Eran demasiados y los audron apenas tenían suficientes armas para defenderse. Muchos perecieron, pero algunos consiguieron huir hacia las arenas de la perdición. Un basto desierto que no inspiraba confianza a los pocos supervivientes. Algunos jóvenes, entre ellos Ishkar y su hermano, Alkaroth, mayor que él y su instructor desde que tenía consciencia. También sobrevivieron algunos mayores, un par de ancianos y unos pocos niños. El camino era difícil. El sofoco por el día y el gélido abrazo de la muerte por las noches se llevaba a más de uno cada día. Ni si quiera sabían que camino tomar. Tan solo vagaban con las pocas energías que les quedaban, en pos de encontrar ayuda.

Con el tiempo, todos fueron cayendo. Alkaroth e Ishkar, los únicos que quedaron, se refugiaron en una cueva, sabiendo que no durarían mucho más. El mayor, en un vano intento por conseguir lo que no habían hallado hasta ahora, salió de su refugio, prometiendo que volvería y que debería restar allí hasta entonces. Era consciente de que quizás no volvería, pero era un buen método de evitar sufrir su pérdida entre sus brazos. No quería verle morir ni viceversa. Tres semanas pasaron. No había rastro de Alkaroth. Ishkar, seguía esperando, sentado. No se había movido desde aquel día. No había probado bocado ni ingerido ningún líquido. Se mantenía firme por simple fuerza de voluntad. Tenía que esperar a su hermano y no podía fallecer antes de que volviera.

Varios días más tarde, unos exploradores lo encontraron y tras charlas con él, sin demasiado éxito, consiguieron llevarlo a su aldea. Él no dio su consentimiento, pero no tenía fuerzas para oponer resistencia. Una vez allí, calló inconsciente, con lágrimas bañando sus ojos y un pesar que dolía más que una puñalada candente, y que al igual que esta, dejaría una marca que no podría borrar.

Mas nunca perdió la fe. Se mantuvo en pie con la esperanza de que su hermano seguía vivo, en algún lugar de Dyscordiay se unió a un gremio odiado por muchos para facilitar sus posibilidades de encontrarlo. La hermandad del cuervo se convirtió en su hogar. Allí aprendió más de lo que sabía, dominó grandes habilidades de combate y se labró un buen nombre entre ellos al cumplir satisfactoriamente gran cantidad de misiones y demostrar cuan capacitado estaba para ser un miembro del gremio comandado por Ekaterina, más conocida como "El Cuervo".

Aún permanece en el gremio. Conoció a mucha gente, en especial, a un humano al que salvó de las garras de la muerte y tras que este hiciera lo mismo por él, evitando que el audron perdiese la vida en una trampa, sumado a las promesas de aquel astuto ser, formaron equipo. Un equipo casi bien perfecto, donde el humano sería el cerebro y el audron el cuerpo. Aún a veces duda de la compañía del humano, pero lo ve como una ayuda temporal que no puede darse el lujo de rechazar.
avatar
Ishkar
H. del cuervo [Secuaz]
H. del cuervo [Secuaz]

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 24/09/2014

Hoja de personaje
Nivel:
13/100  (13/100)
Experiencia:
5350/5600  (5350/5600)
Áureos Áureos: 10.650

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Ishkar

Mensaje por Alex el Jue Oct 09, 2014 1:13 am

¡Ficha aceptada!

Recibes tu arma principal. Además recibes 1.000 áureos de inicio, descontando el bono por personalizar el arma, que deja el beneficio en 500 áureos.

Pásate por el censo para dejar finalizada la creación del personaje y que se te otorgue el color correspondiente.


http://www.seedsofdyscordia.com/t218-censo-septiembre-octubre-noviembre

_________________

Nombre:
Alex Harken

Clan:
Clan Harken

Gremio:
Fire Blood

Profesion:
Mercenario

Npc's acompañantes:
Sam
Ele

Ficha
Datos
avatar
Alex
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
45/100  (45/100)
Experiencia:
68946/70000  (68946/70000)
Áureos Áureos: 157.539

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.