Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Pasado] Como NO escapar de un calabozo [Talamaur]
Lun Mayo 22, 2017 10:01 pm por Mark.

» Delirios de Cazador [Starrk y Zhul'Urk][Pasado][Privado]
Mar Abr 04, 2017 7:28 pm por Starrk

» Cierre temporal
Mar Mar 21, 2017 12:30 am por Web Master

» Consulta Afiliación
Sáb Nov 12, 2016 3:30 pm por Alex

» ¡No os he olvidado...! pero por si acaso, ¿cómo te llamabas?
Lun Nov 07, 2016 4:48 pm por Alex

» Las fauces que rompieron las cadenas [Privado][Zor' Tahak y Kraknar]
Vie Nov 04, 2016 11:32 pm por Kraknar

» Construyendo el hogar (Pasado Alex, Isma y Starrk)
Jue Oct 27, 2016 4:50 am por Starrk

» Petición de objetos y materiales
Dom Oct 23, 2016 12:05 am por Alex

» Armería "El herrero tuerto"
Sáb Oct 22, 2016 11:58 pm por Alex




Fairy Tail Chronicles


Crear
foro

Ficha de Personaje [Luthia Zul]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Personaje [Luthia Zul]

Mensaje por Luthia Zul el Mar Oct 06, 2015 6:08 am

Nombre: Luthia Zul

Apodo: Lucy, Curandero Purpura (Luthia odia este apodo, pues su genero deberia de ser "curandera")

Edad: 15

Poder: Magia

Estadísticas :
Fuerza: 0
Agilidad: 0
Magia (Blanca): 2


Raza: Humana

Profesiones: Alquimista Curandero y Hechicera de Encantamiento

Armas: Daga Familiar

Gremio:Summa Sapientia

Foto o dibujo:  
Luthia:

Descripción física:
Piel pálida, por lo que el sonrojamiento y cambios de temperatura son fáciles de notar.
Su pecho plano y estatura pequeña causa que muchos la confundan por un hombre pequeño.
Posee ojos pequeños, iris color café oscuro.
Suele usar su cabello largo, llegando hasta los hombros usualmente. Naturalmente castaño, pero ella gusta tintarlo color violeta.
Su cuerpo es frágil y se fatiga rápidamente. No es capaz de sostener muchos golpes en combate, por lo que si llegase a haber un enfrentamiento, ella deberá terminarlo rápidamente.


Descripción psicológica:
La pérdida de sus padres, y el abandono de su hermana le dejo una inseguridad y soledad inmensa. Gracias a esto, su habilidad social fue empobrecida gravemente, dejándola siendo una persona fría y sarcástica
Solamente pareciendo mostrar un pequeño lado amable al tratar con pacientes y/o heridos.

A pesar de dar la idea de ser una persona callada la mayoría de las veces, Luthia es capaz de hacer sonar su voz y llegar a un tono mandón e intimidante.
Gusta de leer libros acerca de Medicina y Magia Blanca. Tiene gran retención y es capaz de aprender rápido en sus lecturas.


Historia:
Rodeada de grandes riquezas desde que era niña, Luthia, junto con su hermana, vivían pacíficamente con sus padres y uno que otro ayudante de la familia.
Era una vida fácil y desconectada de la realidad. Pues se daban lujos constantemente.

Luthia sin embargo, poseía una habilidad innata para usar Magia Blanca, lo cual causaba que a veces ella trajera un animales pequeños al hogar para tratar de curarlos; Muchas veces logrando restaurarlos por completo.
Los padres notaron esto, y creyendo que la habilidad natural de Luthia debería de ser usada para el bien, pronto mandaron cartas al Gremio de Summa Sapientia, buscando un lugar para que su hija fuese aceptada.
La carta del Gremio pronto arribó, presentando dentro de ella que Luthia sería aceptada como miembro oficial en cuanto ella pusiera pie dentro del castillo.
Esto llenó de mucho orgullo a los parientes, incluso se le podía ver una pequeña sonrisa a la niña.
La única indiferente a este ocurrir fue su hermana, Sophia, la cual parecía no sentir ni felicidad ni envidia por su hermana.
Sophia, al igual que su hermana, poseía también habilidades innatas con la magia, pero poco le interesaba desarrollarlas o aprender más acerca de cómo usar su poder.

---

Su familia le metía ideas de que iban constantemente en campañas caritativas, donando parte de sus riquezas a los más vulnerables.
Sin embargo, al ir creciendo ambas hermanas, más y más cuenta se daban de las fallas en los argumentos de sus padres. Dando a entender de esta manera que el dinero se transmitía a gente poco confiable.

Un día, la mala noticia llegó a sus ojos mientras paseaban por el pueblo; su hogar había sido atacado.
El humo advertía la tragedia.
Guiadas por el cielo pintado de rojo llama, la vista del desastre eventualmente las iluminó.
Algunos vecinos trataban de apaciguar las brasas, ya fuese echando tierra o arena, o agua.
Otros simplemente ayudaban al personal de la familia a escapar de la mansión.

Luthia tenía la intención de entrar para ayudar a quien aún estuviese dentro. Eso incluía a sus padres, que no se dejaban ver saliendo.
La gente que ayudaba pronto se dio cuenta de las intenciones que tenía la niña al acercarse.
Rápidamente los pueblerinos le sostuvieron, evitando así que ella entrase a la inestable construcción.
El fuego ya había comenzado a consumir el edificio.
Fútilmente luchaba por liberarse y seguir con el plan de retar al desastre, y salvar a quien lo requiriera.

En ese momento, Sophia dio un grito de agonía y se tumbó al suelo.
Aprovechando la conmoción causada por su hermana, Luthia logró zafarse de sus agarrantes.
Oyó varias veces su nombre ser gritado, pero lo ignoró mientras corría hacia el hogar.
Se sintió algo mal por tomar ventaja del estado mental de su hermana, pero la gente se podría encargar de ella por el momento.
Valientemente enfrentó el calor al entrar, usando su ropa para evitar inhalar demasiado humo.

“¡Mamá! ¡Padre!” Gritaba, pero sin respuesta

Era difícil pensar en donde buscar; le pareció en ese momento dirigirse a la habitación de ellos.
Con gran esfuerzo pudo reconocer el camino, la imagen mental de su casa había sido reducida a cenizas y más fuego, causándole confusión de donde se encontraba.

Subiendo las escaleras, pronto se adentró al cuarto sus padres, el miedo que ya traía en su cabeza pareció volverse realidad.

“¡Papá!”

El cuerpo del pariente se encontraba en el suelo, sin señal de estar consciente.
Entre tos ahogada, Lucía se acercó, solamente para gritar en horror al descubrir que al cuerpo de su padre lo habían privado de su cabeza.
Gritos de negación llenaron el lugar.
Apenada de haber llegado tarde, su rostro fue llenado por sus lágrimas. Se evaporaron pronto.

Era hora de buscar a su madre. Quizás aún podía-
Oh no…
Del otro lado, la mamá se encontraba empalada en la pared, una lanza atravesándole todo el torso. Su expiración también había llegado.
El instinto de amor causó que Lucía se acercase al cuerpo, poniendo sus manos sobre el rostro pálido.
Sollozando, su cara nuevamente se llenó de líquido que lastimaba sus mejillas.

Arrodillándose, y tosiendo, su voluntad de vivir pareció esfumarse repentinamente.
En segundos, perdió a dos de las personas más importantes de su existencia.
La idea de seguir adelante pereció.
Cerró sus ojos, apoyándose en el cuerpo de su pariente difunto. Aceptó su mortalidad y decidió que las llamas le dijeran el momento de su hora.
Comenzó a toser más y más, sus pulmones intoxicados no parecían ser capaces de resistir.
El calor del cuarto seguía aumentando…

Dentro de toda la conmoción y el desaliento, el grito de su hermana invadió su mente.

Abrió los ojos e intentó ponerse de pie una vez más, pero el poco oxígeno la limitaba.
La idea de morir pronto comenzó a aterrorizarle.
Le dolía mucho abandonar los cuerpos, pero le era imposible cargarlos, mucho menos arrastrarlos, en su débil condición.

Lamentándose se dirigió a la salida. El lugar se encontraba aún más destrozado que antes. Smog plagaba el lugar y las llamas, llenas de avaricia, se esparcían por el lugar.
Volvió a pasar por  las escaleras, pero éstas rugían mientras ella las pisaba al caminar.
Rindiéndose ante la catástrofe, su paso se derrumbó ante ella, cayendo junto con los escombros.
Muchos atrapando su pierna.

Tosiendo, y sin suficiente energía para sacar su pierna, Lucía sólo continuaba maldiciendo.
Gritó con lo que le restaba de fuerza, tratando de que alguien se apiadara de ella y la ayudase a escapar.
Pero el fuego apagaba cualquier otro ruido que no fuera su propia furia.

Que forma tan estúpida de morir
Dicen que cuando uno está a punto de morir, su vida pasa frente a sus ojos.
¿Y saben algo?
Eso también es una estupidez.
¡No pienso morir aquí!

Llena de ira, Lucía jaló con lo restante de su fuerza, una y otra vez. Parecia inútil, pero ella continuaba jalando, ignorando el dolor aplastante de su pierna

¡Un último jalón!

Rasgando su ropa, su extremidad inferior al fin salió, pero no sin una sustancia liquida y roja cubriéndole.
Lucía gruño entre dientes.

Recuperando momentáneamente su energía, seguramente por la adrenalina, pudo cojear hasta la puerta.
Al salir, gritos de asombro llenaron la atmosfera.
Exhausta, cayó de rodillas, tosiendo sin parar. El oxígeno ahora siendo más puro.

Sin darse cuenta, Sophia, su hermana, ya se encontraba a un lado.
Parecía andar diciendo su nombre, pero todo se encontraba en silencio. Todo daba la ilusión de moverse lentamente, y de forma borrosa.
Costaba trabajo respirar.

¿Por qué todo se está poniendo oscuro? ¿Sophia? ¿Qué sucede?

Oscuridad eterna.

Acaso… ¿Morí?
No… Yo misma me dije que morir aquí sería estúpido…
Aún hay muchas cosas que quiero hacer…


Luthia abrió sus ojos, volviendo a toser por algunos segundos.
Esta vez pudo respirar más fácilmente.
Ayudada por alguien, se puso de rodillas, permitiéndose inhalar de manera más placentera.

“¡Todos ustedes!” Se escuchaba una voz “¡Todos ustedes, malditos!”

“¿Sophia?” Débilmente Luthia trataba de incorporarse y tratar de entender que es lo que sucedía.

“¿¡Qué sucedió aquí!? ¡Todo esto es culpa suya! ¿¡Dónde están mis padres!?” Su hermana seguía gritando, apuntando dedos. Se encontraba furibunda.

“Sofy, basta…” Posó su mano sobre el hombro de la otra.

“¡Tú!” Volteándose de forma violenta, Sophia cacheteó a su hermana, tumbándola al suelo. “¿¡Y tú quién crees que eres, corriendo de esa manera hacia el peligro!?”
Luthia no respondió, solamente apoyo su mano sobre su rostro abofeteado, tratando de calmar el dolor.
“¡Ve cómo has quedado!” Seguía “¡Observa tu pierna! ¡Sólo por tu propia incoherencia!” Se acercó, bajándose al mismo nivel, abrazándola fuertemente “Idiota…”

Las dos hermanas lloraban juntas.

---

Después de un rato, fueron alejadas del lugar y ofrecidas hospedaje por los pueblerinos.
Luthia tuvo que atender su pierna, que aun sangraba y no le permitía caminar del todo bien…
Fue llevada pronto con el médico del lugar para ser revisada.

“Sólo es superficial” Decía el doctor mientras limpiaba la herida y aplicaba lo necesario.
La niña gruñía.
De vez en cuando, se le soltaba una que otra lagrima. No eran causadas por el dolor de la curación.
“Lamento no tener nada para esa herida”

Luthia rompió en llanto de nuevo. El doctor no se alejó, simplemente siguió remendando, aparentando mostrar poco interés en el estado emocional de su paciente.
“Sera mejor no apoyar esa pierna por un rato” Dijo al terminar “Dejarla sanar es lo mejor”

Ignorando la petición del médico, Lucía brinco de la mesa hacia el piso. Apoyando del todo ambas piernas.
El doctor mostró asombro, pero pronto se vio la molestia en su cara tras la desobediencia de su paciente.
“¡Hágame su aprendiz!” Dijo ella firmemente. Comenzó a tambalearse, sangrando de nuevo, pero sin perder su pose de orgullo.
“¡Hágame su aprendiz!” Repitió, aún más fuerte.

“No”
“¿Q-qué?” Qué raro, Luthia estaba segura que gritando podría convencer al médico.
“No deseo una aprendiz. Ni tú ser una médico. Tu perdida fue grande, tus pensamientos no están bien-”
“¡No!” Interrumpió gritando, retumbando el consultorio. “¡Es mi perdida y dolor, y mi herida las cuales me permiten ver más claramente!”
Se acercó, aun cojeando, pero con bastante fuerza para lograr intimidar al curandero “En la llamas, caí, no hubo alguien que me ayudase. ¡Yo misma me tuve que zafar de los escombros sobre mí! ¡Sentí miedo, sentí horror y odio hacia los demás! ¡Grité y grité! ¡La desesperación de saber que vas a morir de una manera tan estúpida es horrible!”


Lucía tropezó. “… Y sola”

“¿Y tú crees que siendo una maestra en las medicinas salvaras a todos de tragedias?”

“¡Que importa!” Se volvió a levantar, enojada “¡Quizás no salve a todos, pero salvare a muchos! ¡Quizás a pocos, quizás no muchos, quizás uno solo! ¡Pero a ese solo lo salvare!”

“No”
“¡Maldito seas!” Luthia alcanzó al doctor, lo tomo por la bata y se lo acercó a la cara “¡Ayúdame a ayudar!”

“Vete y recupérate. Necesito atender a mis demás pacientes”

Llena de dolor y frustración, Luthia se dirigió a la puerta con pocas ganas.
Ya ahí, rendida, salió.

“Estoy seguro que en Summa Sapientia querrán mucho a una persona con tu convicción, Luthia”
“Espere, ¿qué?”
Pero la puerta se le cerró en la nariz

“¡O-oiga!”
¿Cómo era posible que el médico del lugar supiera acerca de la nota del gremio?

---

El funeral fue difícil. No había cuerpos a los cuales poder llorar.
La casa fue consumida por complete, y con ello todo y todos los que estaban dentro.
Los padres ahora eran cenizas.
Sophia no estaba convencida de que sus progenitores estaban muertos, pues sus ojos no vieron lo que los de Luthia.
Ella no decía nada al respecto, era preferible no decirle a su hermana en qué estado había encontrado los cuerpos.
Era mejor no hacerla sufrir más.

Los padres tenían pocos amigos, el evento no se saturo de gente.
Sólo algunas amistades de las hermanas asistieron.
Sophia incluso parecía reírse. O quizás sus reflejos de tristeza fueron alterados ante tal dolor y negación.

Ver a su hermana destrozada era lo que más le dolía a Luthia.


---

Llegó un momento que sola pasaba las tardes, observando el mar y los barcos que iban y venían.
Algunos de su difunto padre, cuales portaban el estandarte a media asta.

A veces, ella pensaba que sería lo mejor tomar un barco y abandonar este pueblo. Buscar pasaje a Summa Sapientia y empezar sus estudios de Maga Blanca.
Pero no podía abandonar a Sophia. Era raro, las tragedias siempre parecían razón para que la familia estuviera junta,  pero parecían haberse alejado bastante una de la otra tras dicho evento.

Se estaba volviendo de noche, los rayos del Sol daban sus últimas caricias.
Un gran suspiro lleno el resto del silencio. Sólo las olas le escucharon.

Luthia decidió por irse a su hogar temporal por hoy.

---

“Ya llegue, Sofy…” Anunció de manera deslucida mientras abría la puerta del lugar

Pero no hubo respuesta.
El lugar estaba oscuro, más de lo normal. A Sophia le agradaba la oscuridad,  A Luthia no, una de las muchas diferencias que tenían entre ellas.
Entró al cuarto donde la hermana debería de estar. Prendió una vela para iluminar.
En la cama perteneciente a Sophia sólo encontró una nota.

El corazón le comenzó a latir más rápidamente. Ya sospechaba lo que eso significaba
Abrió la nota y leía:

Hasta pronto hermana. Me fui a viajar. Para encontrar respuestas y demás. No pienso quedarme más siendo degradada por plebeyos que se conforman con todo.

No me busques, no sólo porque sería imposible, y porque tú tienes un gremio al cual atender. Aparte porque también sonaría demasiado…

-estúpido- para ti.

¿No es cierto, bubis planas?


Al terminar de leerla, Lucía la arrugo dentro de su mano. Gruñendo.

Quizás era tiempo de que ella también comenzara su propia aventura.

---

A diferencia de su hermana, Luthia opto por avisar al pueblo del viaje que se proponía a hacer, agradeciéndoles de manera noble y cordial todo lo que habían hecho por ellas, antes y después de la muerte de sus padres.
Muchos se ofrecieron a acompañarla hasta Summa Sapientia, pero ella se negó, pues creía que ya les había causado demasiados problemas al haberla cuidado y alimentado estos últimos días.

Algunos llorando, y otros echando porras a Luthia, se despidieron, deseándole lo mejor en su viaje y que fuera uno salvo.
Evitando retenerla por mucho tiempo, le abrazaron una última vez, al fin dejando a la pequeña dama empezar el viaje

Erguida y sin voltear atrás, se subió al barco, el cual partió pronto.
Una vez ya en su camarote, se soltó a llorar; Haciendo lo mejor por hacer el menor ruido posible.

---
El navío llegó a su destino, Luthia se despidió de su tripulación. El nudo en la garganta urgía volverse a sentir, pero ella se mantuvo erecta.
La embarcación elevo ancla. Dejando sola a Luthia entre la multitud de gente. Cabizbaja estuvo un rato, pero finalmente empezó a caminar hacia donde el Castillo del Gremio le esperaba.
Hubo momentos en los que tuvo que preguntar a la gente de alrededor por direcciones, pero por su mayor parte, la trayectoria fue fácil.

El Castillo, (O más bien, Árbol) del gremio al fin se veía a lo lejos.
Pero como cualquier otro viaje, siempre lo inesperado sucede.
Luthia ya había detectado a tres acechadores que la seguían desde hace ya algún tiempo.
Su forma de caminar y vestir implicaba que deseaban hacerle daño, o quizá Luthia estaba siendo elitista, y desconfiando de gente común y normal.
Al pensar esto, ella pronto se calmó, pero no sin enojarse consigo misma por llegar a tener pensamientos racistas.

“¡Pero vaya!” Dijo uno de ellos mientras tocaba el hombro de Luthia, obligándola a detenerse y voltear hacia atrás “Que hace un niño tan pequeño y sólo por estos lugares?” Se burlaban los tres hombres “¿Acaso el joven no estará perdido y necesitara ayuda de estos tios?
Todos sacaron una navaja, tratando de intimidar al “niño” frente a ellos. De forma amenazante lamiendo uno de ellos su propio cuchillo

Como era de esperarse, Luthia no aprecio el comentario de confundir so genero por el de un hombre, lo cual la llevo a gritar amenazadoramente a los frente a ella “¿¡A quien rayos le dices niño, cara de idiota!?” Su voz femenina retumbo alrededor de todos.

¿¡Es una niña!? movían la boca los tres, sin salir sonido alguno.

Pero esto sólo fue recibido con una bofetada por parte de uno de los maleantes. “¿¡Y tú a quien le dices cara de idiota?, mujer!”
El golpe dejó en el suelo a Luthia; rápidamente sacando su propia daga para intentar defenderse. Esta daga era la única posesión familiar que le quedaba a ella, recuerdos tristes le llegaron, resultando en que bajase su guardia. El bribón fácilmente la desarmo con un choque de cuchillos. Dejando indefensa a Luthia.

“¿Porque mejor no comenzamos de nuevo…?” decía uno de ellos, posándose en cuclillas para estar al mismo nivel que ella. “¿Dinero o… Quizás algo de aun más valor?” el malvado puso énfasis en la última frase mientras posaba su mano sobre la pierna de Luthia.
Al sentir esto, ella pateo al acosador, tumbándolo.

“¡Agarrenla!” Se escuchó que decían entre ellos.
Incapaz de hacerles frente. Luthia sólo se encogió en su lugar.

“Veo que les gustan las peleas injustas” Frente a ella, un escudo acuático hecho de Magia Elemental apareció frente a ella. Los villanos chocaron contra el, incapaces de dañar a su objetivo.
Volteando detrás de ella, un mago vestido con prendas azules se posaba cercano a Luthia, ofreciéndole una mano a Luthia para ponerse de pie.
Pero su orgullo era demasiado fuerte, y por si sola pudo levantarse.
Ignorando esto, el mago continuó “¿Por qué atacan a gente menor a su nivel? Quizás nosotros les podamos dar una mejor desafío”

¿Nosotros? Se preguntó Luthia a sí misma, tratando de entender si el plural dicho se refería al Mago Acuático y ella, o a alguien más.
Mirando alrededor, noto a otro personaje más, un joven con dos espadas en mano. Temblando sin parar.
Vaya… ¿Ese es el apoyo al que este mago se refiere? Se ve incluso más patético que yo…

“R-rayos, es uno de los miembros del gremio” Se dijeron entre si “Vámonos de aquí, esto ya no vale la pena”
Y dicho así, dieron media vuelta y corrieron. Abandonando el duelo.

Luthia pronto se dirigió a tomar su daga familiar y guardarla. Después se puso a inspeccionar a los individuos que habían venido a su rescate.
Un Mago Elemental, y… Un cobarde con dos espadas.

“Pedro Lagos” Dijo el mago, haciendo una reverencia hacia Luthia. Después se volteó “Acércate hijo, no seas grosero, y preséntate”

“S-si padre…” Dijo el otro joven mientras, temblando, guardaba sus dos espadas en una funda que cargaba en su espalda. Acercándose tímidamente a Luthia, hizo una reverencia igual y se presentó “T-Tura Lagos… s-señorita”

El parentesco era dificl de creer, pues Pedro tenía una complexión colorida que la de Tura, el cual parecía un poco más amarillento. Lo más obvio es que era adoptado. Aun así, Luthia creyó que era mejor no preguntar acerca de los vínculos familiares de los dos

“Luthia Zul” dijo fríamente ella. “Gracias por venir a mi apoyo”
“Ese nombre me suena. Recuerdo que el gremio hablo de una maga con habilidad excepcional hacia la Magia Blanca”
“Lamento decepcionarlos al decirles que esa he de ser yo”

“Irrelevante“ Pedro pondero por unos segundos. “Eres joven. Pronto aprenderás a proteger tanto a ti, como a otros” El mago azul señalo el (Árbol) Castillo del Gremio “Permite que seamos tus guías por el momento en lo que te acostumbras a el lugar”

Luthia había escuchado a uno de los bribones mencionar que el mago frente a ella era parte del gremio. Sin pensar mucho más acerca de eso, ella asintió.

“Gracias…”


Última edición por Luthia Zul el Sáb Dic 05, 2015 1:28 am, editado 5 veces
avatar
Luthia Zul
Summa Sapientia [Adepto]
Summa Sapientia [Adepto]

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 14/09/2015

Hoja de personaje
Nivel:
27/100  (27/100)
Experiencia:
25447/26000  (25447/26000)
Áureos Áureos: 52.357

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Personaje [Luthia Zul]

Mensaje por Dark S. Satou el Mar Oct 06, 2015 9:56 am

Me ha gustado la historia, sobretodo la forma de contarla (a lo romance). La narrativa y los términos que usas se vuelven ligeramente caóticos en según que partes, así que deberías revisarlo cuando tuvieses algo de tiempo. El diccionario de la RAE es bueno en todo caso. También deberías tener cuidado con la puntuación: algunas comas están mal, te faltan puntos a veces y he visto algún punto y coma también mal puesto. Por lo demás me ha gustado todo en general.

Al venir de un afiliado recibes mil áureos más quinientos por el referido. Adjúntanos una foto de susodicha daga para que te la coloquemos en el inventario (coste de quinientos áureos) o dinos si quieres la genérica (gratuita).

Saludos y suerte por Discordya.
avatar
Dark S. Satou
Fire Blood [Luchador]
Fire Blood [Luchador]

Mensajes : 236
Fecha de inscripción : 24/04/2014

Hoja de personaje
Nivel:
30/100  (30/100)
Experiencia:
30150/32000  (30150/32000)
Áureos Áureos: 68.660

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Personaje [Luthia Zul]

Mensaje por Luthia Zul el Mar Oct 06, 2015 10:43 am

( Me imagino fue por el final en donde se volvió caótico la cosa. Estaba ya harto de andar escribiendo y sólo quería terminar. Más con eso del evento que esta por ocurrir.

En cuanto a la daga, la genérica esta bien.

Gracias! )
avatar
Luthia Zul
Summa Sapientia [Adepto]
Summa Sapientia [Adepto]

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 14/09/2015

Hoja de personaje
Nivel:
27/100  (27/100)
Experiencia:
25447/26000  (25447/26000)
Áureos Áureos: 52.357

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Personaje [Luthia Zul]

Mensaje por Alex el Mar Oct 06, 2015 11:59 am

Todo perfecto, entonces. En cuanto puedas cambia las profesiones especificando qué rama quieres de cada una.

¡Ficha aceptada!
Pásate por el censo para dejar constancia de la cuenta. En cuanto postees se te dará color y podrás rolear tanto en roles e historias como en el evento próximo.

_________________

Nombre:
Alex Harken

Clan:
Clan Harken

Gremio:
Fire Blood

Profesion:
Mercenario

Npc's acompañantes:
Sam
Ele

Ficha
Datos
avatar
Alex
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
45/100  (45/100)
Experiencia:
68946/70000  (68946/70000)
Áureos Áureos: 157.539

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Personaje [Luthia Zul]

Mensaje por Luthia Zul el Mar Oct 06, 2015 12:06 pm

( Especificación de Profesión agregada, y ya me pase por el censo

Espero todo este en orden! )
avatar
Luthia Zul
Summa Sapientia [Adepto]
Summa Sapientia [Adepto]

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 14/09/2015

Hoja de personaje
Nivel:
27/100  (27/100)
Experiencia:
25447/26000  (25447/26000)
Áureos Áureos: 52.357

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Personaje [Luthia Zul]

Mensaje por Alex el Mar Oct 06, 2015 2:59 pm

Todo en orden, sigue la ficha de inscripción del evento y ya puedes rolear.

_________________

Nombre:
Alex Harken

Clan:
Clan Harken

Gremio:
Fire Blood

Profesion:
Mercenario

Npc's acompañantes:
Sam
Ele

Ficha
Datos
avatar
Alex
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
45/100  (45/100)
Experiencia:
68946/70000  (68946/70000)
Áureos Áureos: 157.539

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Personaje [Luthia Zul]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.