Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Pasado] Como NO escapar de un calabozo [Talamaur]
Lun Mayo 22, 2017 10:01 pm por Mark.

» Delirios de Cazador [Starrk y Zhul'Urk][Pasado][Privado]
Mar Abr 04, 2017 7:28 pm por Starrk

» Cierre temporal
Mar Mar 21, 2017 12:30 am por Web Master

» Consulta Afiliación
Sáb Nov 12, 2016 3:30 pm por Alex

» ¡No os he olvidado...! pero por si acaso, ¿cómo te llamabas?
Lun Nov 07, 2016 4:48 pm por Alex

» Las fauces que rompieron las cadenas [Privado][Zor' Tahak y Kraknar]
Vie Nov 04, 2016 11:32 pm por Kraknar

» Construyendo el hogar (Pasado Alex, Isma y Starrk)
Jue Oct 27, 2016 4:50 am por Starrk

» Petición de objetos y materiales
Dom Oct 23, 2016 12:05 am por Alex

» Armería "El herrero tuerto"
Sáb Oct 22, 2016 11:58 pm por Alex




Fairy Tail Chronicles


Crear
foro

El legado de los Harken (Parte 1)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El legado de los Harken (Parte 1)

Mensaje por Alex el Dom Ene 10, 2016 2:25 pm

La brisa gélida atravesaba sus pulmones arañándolo desde dentro y enfriando incluso su alma. Unas tibias gotas de sangre resbalaban por la hoja de su espada manchando sus manos de un caliente color rojizo. Frente a él se posicionaba un grupo de hombres sedientos de oro y muerte. La furia por la pérdida de uno de sus compañeros los dotaba de un falso pero terrorífico valor. Pero el mercenario no se amedrentaba. Se había enfrentado a golpes de la vida más duros que aquella sucia calaña. Apretó el mango de su arma hasta que sintió el roce áspero del cuero de la empuñadura. Se preparó para la primera embestida. Su espadón silbó en el aire con tanta fuerza que solo se detuvo con el crujir de unos huesos que no ofrecieron demasiada resistencia. El arrojo de sus rivales comenzaba a menguar, pero aún era suficiente como para lanzarse a una muerte segura pues su falta de disciplina y habilidad los convertía en unos contrincantes indignos para un guerrero entrenado.

Sin embargo nunca era fácil, siempre costaba arrebatar una vida y pesaba más que cualquier armadura. Más no vacilaba, no se echaba atrás, era su vida o la de ellos y tenía claro que él no deseaba morir. El vals volvió a iniciarse, aunque esta vez se complicaron los pasos del baile. La muerte de uno de ellos los había hecho actuar de forma más lógica y atacaron todos a la vez. Sin restricciones por no llevar armadura, Alex tenía mayor libertad de movimiento. A pesar de ello, tenía una protección demasiado nimia y cualquier ataque que lo alcanzara podría ser letal. Esquivó más que de costumbre y se vio forzado a retrocedes algunos metros ante las acometidas de sus enemigos, pero llegó su momento. Se lanzó al ataque en una feroz y ágil vorágine de cortes que sesgó todo cuanto encontró en su camino. Al finalizar su ataque, solo quedaba él en pie. No hubo supervivientes en el bando contrario, nadie que pudiera arrepentirse de sus acciones. Con la conciencia más dañada que su cuerpo, Alex se acercó al hombre que estaba en el suelo y le ofreció la mano.

-Todo ha pasado, ¿está usted bien?- Dijo.

La víctima de los ahora cadáveres parecía sorprendida y no supo qué decir, pero finalmente balbuceó un gracias con dificultad y aceptó la mano de su salvador para levantarse. Después, como si nada, retomó su camino alejándose de aquella zona tanto como pudo. El mercenario, por su parte, volvió a montarse en su yegua y la hizo partir hacia Fergor. Sam, que había estado observando en todo momento, se puso a su altura haciendo que el caballo que la llevaba se acercara al animal de su amado.

-No ha sido culpa tuya, no te dieron opción- Trató de consolarlo.

-No te preocupes, estoy bien- Mintió con una sonrisa.

Ella sabía que mentía y él sabía que ella conocía la verdad, pero era casi un ritual de ambos. Él trataba de mentir para que Ele no se sintiera mal por él y ella intentaba consolarlo siempre que podía. Una dulce mentira que se soportaba por endebles pilares que, quizás, caerían algún día desmoronándose sobre ellos. Pero no era este el momento. Siguieron avanzando rumbo a Fergor, rumbo a la capital del Norte donde esperaban poder cambiar el destino de la familia Harken. No sería sencillo, no sería rápido y, posiblemente, tampoco sería barato. Pero había una oportunidad y Alex no iba a desperdiciarla. El viaje era largo y tardarían más de dos jornadas en llegar, pero viajaban juntos y se habían preparado para pernoctar al raso. Así lo hicieron, preparando una lona, unas mantas e incluso una pequeña hoguera. Habían traído con ellos provisiones de sobra.

-¿De verdad crees que os devolverán el título?- Preguntó Ele tratando de no dañar a su amado con aquella pregunta.

-No lo sé. Mi abuelo nunca lo intentó y tampoco mi padre. Y los entiendo, no necesito ni quiero ese título para mí pero… creo que es lo justo para mi familia. Ellos merecen lo que nos pertenece por derecho. Aunque sea solo un título sin nada detrás aunque… no sea nada. Quiero darles la oportunidad de una vida mejor, la oportunidad de que nadie los mire por encima del hombro como si fueran inferiores. No creo que sea sencillo, pero sí creo que es posible- Respondió él con seriedad.

Eso era respuesta más que suficiente para Ele, que ayudaría a Alex en todo lo que pudiera para cumplir su objetivo. Ella también apreciaba mucho a los Harken y si podía hacer algo por agradecerles todo lo que habían hecho por ella, lo haría sin dudarlo. A la mañana siguiente, tras desayunar, volvieron a iniciar la marcha. Y así otro día más hasta llegar a las puertas de la inmensa capital. Era un lugar enorme y algo caótico, pero tan hermoso y atrayente como los lugares de ensueño que pueblan las historias de fantasía.  Ahora debían buscar la zona del Archivo Histórico para recibir el certificado de su apellido y su titularidad de nobles. El problema era encontrarlo. Por lógica debía estar cerca de palacio, pero no era sencillo entrar en la zona más Alta de Fergor. Sin flaquear y perder la esperanza, lo intentaron. Con algo de paciencia, y de dinero para sobornar a varios guardias, lograron llegar. Eso fue lo más sencillo, pues debieron esperar más de tres horas a que alguien se dignara a recibirlos. Una mujer algo mayor se acercó a ellos preguntando por “Alex de supuesto apellido Harken”. El mercenario se levantó y se presentó antes de que le permitieran pasar a una sala. Una vez allí le hicieron sentarse a él y a su acompañante mientras la mujer que los había atendido buscaba unos papeles. Se sentó frente a ellos y comprobó los escritos.

-Alex Harken, de la familia Harken y… ¿usted?- Dijo mirando al susodicho y después a la elfa.

-Ella es mi pareja, Elénaril Nharimlur. Aunque no ostenta título alguno ni lleva mi apellido es parte de mi familia- Informó Alex.

-De acuerdo, no hace falta que me explique todo. Solo necesitaba conocer su nombre y apellido. Por lo que han dicho en recepción, quiere recuperar el título nobiliario de los Harken, pero hay un problema. Dicho título fue despojado de la familia a causa del comportamiento y las acciones de uno de sus antepasados. Recuperarlo no es, para nada, tan sencillo como venir y reclamarlo. Debería tener algún padrino entre la nobleza del Norte, rellenar unos cuantos formularios, tener una cita con un Alto Juez y… realizar un simbólico pago de cien mil áureos o realizar algún hecho importante para la corona que limpie vuestro apellido- Informó.

Alex se sorprendió. Ya sabía que sería difícil, ¿pero cómo iba a conseguir todo aquello? El pago sería medianamente sencillo, pues llevaban ahorrado mucho tiempo y no tardarían en tener una suma así. Los formularios los rellenaría ahí mismo y… ¿cómo iba a conocer a un noble o a un Alto Juez? Aunque podría saltarse todo ese proceso si realizaba un acto importante para la corona. Eso era lo imposible, jamás tendría una oportunidad como aquella por lo que debería ir por el camino lento.

-Si me entrega los formularios empezaré a rellenarlos ahora mismo. Respecto a lo demás, volveré en cuanto haya cumplido con los requisitos- Dijo.

-Perfecto, tiene que rellenar estas tres hojas y, antes, debe completar estas preguntas para comprobar que usted pertenece a la familia solicitante. Deberá esperar un plazo mínimo de diez días para que se hagan efectivas las comprobaciones y se le avisará mediante una carta a su domicilio. Respecto al Alto Juez, debería intentar pedir una cita en la Corte de Justicia. El apadrinamiento es algo más complejo, pues debería entrar en contacto con un noble y que este esté dispuesto a apadrinarlo. Voy a darle un consejo, infórmese bien y no desista, hay algunos nobles que darían su apoyo a cualquiera que los ayude, solo busque un poco en lugares… no tan nobles- Le explicó la mujer.

Se despidieron y se marcharon del lugar. Su próximo objetivo era la Corte de Justicia, aunque tampoco conocía su ubicación. Por lógica, como antes, debía estar cerca de palacio así que dedicó unos cuantos minutos a preguntar. Su deducción falló, pues el edificio se encontraba en la zona baja de Fergor debido a que allí se cometían la mayoría de crímenes y era donde se juzgaba y ajusticiaba a casi todos los criminales. Tardaron media hora en llegar y media bolsa en entrar, pero lo lograron. Aunque de forma infructuosa pues en todo el día fueron incapaces de lograr una cita. Por lo visto era un día festivo para los jueces y los pocos que estaba trabajando no querían recibir a nadie. Tenían tiempo así que descansarían unos días antes de seguir intentándolo y, quizás, pudieran buscar a uno de aquellos nobles dispuestos a ofrecer su apoyo a cambio de algún que otro favor que les hicieran.

Peticiones:
Inicio del proceso de recuperación del título nobiliario de los Harken.

_________________

Nombre:
Alex Harken

Clan:
Clan Harken

Gremio:
Fire Blood

Profesion:
Mercenario

Npc's acompañantes:
Sam
Ele

Ficha
Datos
avatar
Alex
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
45/100  (45/100)
Experiencia:
68946/70000  (68946/70000)
Áureos Áureos: 157.539

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El legado de los Harken (Parte 1)

Mensaje por Nyrbe el Miér Ene 13, 2016 6:49 pm

Excelente.

Recibes 1500 puntos de exp y 2250 áureos asi como tu título personal.

_________________

Ripe seeds cross a fear





Heart of fire doesn't wait until night

avatar
Nyrbe
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 78
Fecha de inscripción : 21/04/2014

Hoja de personaje
Nivel:
23/100  (23/100)
Experiencia:
17013/18000  (17013/18000)
Áureos Áureos: 23.819

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.