Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» [Pasado] Como NO escapar de un calabozo [Talamaur]
Lun Mayo 22, 2017 10:01 pm por Mark.

» Delirios de Cazador [Starrk y Zhul'Urk][Pasado][Privado]
Mar Abr 04, 2017 7:28 pm por Starrk

» Cierre temporal
Mar Mar 21, 2017 12:30 am por Web Master

» Consulta Afiliación
Sáb Nov 12, 2016 3:30 pm por Alex

» ¡No os he olvidado...! pero por si acaso, ¿cómo te llamabas?
Lun Nov 07, 2016 4:48 pm por Alex

» Las fauces que rompieron las cadenas [Privado][Zor' Tahak y Kraknar]
Vie Nov 04, 2016 11:32 pm por Kraknar

» Construyendo el hogar (Pasado Alex, Isma y Starrk)
Jue Oct 27, 2016 4:50 am por Starrk

» Petición de objetos y materiales
Dom Oct 23, 2016 12:05 am por Alex

» Armería "El herrero tuerto"
Sáb Oct 22, 2016 11:58 pm por Alex




Fairy Tail Chronicles


Crear
foro

Capítulo 2: La guerra ha llegado

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Isma el Sáb Ene 30, 2016 11:31 pm

El camino se hizo eterno. Quizás por todos los recuerdos que venían a la mente del mercenario o por el simple hecho de que cada paso aumentaba el peligro de forma abrumadora. Iban de cabeza a una batalla para la que no tenían una certeza de victoria. Una guerra que muchos ya daban por perdida. Además, iban acompañados de Sam, Elénaril y Tsuki. Una responsabilidad que se unía a la preocupación. Ellas sabían valerse por sí mismas, pero por muy fuertes que fueran, nada evitaría que los hermanos Harken sintiesen miedo a perderlas.

Isma observó su escudo de acero y esbozó una sonrisa recordando tiempos pasados. Cuando de niño se quejaba por tener que usar una protección como aquella. Cuando se quejaba por tener que enfocarse en la defensa mientras que él quería asestar los golpes de gracia. Jamás se hubiese imaginado que tras varios años, cargaría con orgullo aquel método de protección y se centraría en salvar a los suyos, sin importarle el reconocimiento o el placer de terminar el trabajo. Es más, odiaba tener que hacerlo. Siempre valoró las vidas ajenas, pero con el paso del tiempo comenzó a hacerlo incluso con aquellos que no lo merecían. ¿Por qué iba a ser él quien decidiese su final? No tenía derecho. No sería la espada que actuase de verdugo contra los criminales, pero sí sería el escudo que protegiese a los inocentes, fuera cual fuera su rival.

Por ello se mantenía firme y decidido. Estaba dispuesto a arriesgar su vida contra los demonios, si de esa manera podía garantizar la seguridad de sus seres queridos. Se convertiría en un muro de ser necesario, y usaría su cuerpo si las armas no fuesen suficientes. Aún si su hermano sería el primero en intentar impedirlo, nadie le haría cambiar de idea. Su objetivo era defenderlos a cualquier precio.

<< Cuando los demonios acechen. Yo seré vuestro guardían. >> Pensaba él, borrando la sonrisa por una expresión seria.

_________________
avatar
Isma
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 26/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
29/100  (29/100)
Experiencia:
28693/30000  (28693/30000)
Áureos Áureos: 79.614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Web Master el Dom Ene 31, 2016 2:44 pm

Luthia, Astinus y Fenrir:
Os han hecho un llamamiento y ya os dirigís hacia el el despacho de vuestra líder. Por el camino podéis ver que el gremio está, incluso, más vacío que la última vez que fuisteis a esa sala. Aunque es normal, pues la mayoría de miembros han partido hacia la guerra. No había ocurrido nada así desde... antes de que nacierais. Una vez llegáis todos os recibe Earendil y os hace pasar. Junto a ella debería haber alguien, pues hay un asiento vacío.

-Bienvenidos de nuevo. Deberíamos esperar al Señor Alan, pero no ha venido por algún motivo. He ido yo misma a buscarlo a la recepción, aunque no se encontraba allí. Pero no divagaré más, ya he enviado a gente para que lo encuentre. Iremos al asunto que os incumbe. Hemos hallado varias cosas en ese libro y, algunas, servirán en gran medida contra los demonios. No quiero hablar antes de tiempo pero... es posible que decanten la balanza a nuestro favor- Os explica.

Parecen buenas noticias, aunque hay algo que no encaja del todo. Si Alan debería estar ahí, ¿dónde está? Earendil no parece preocupada, aunque sí que está algo nerviosa por el asunto. Alguien llama a la puerta.

Quizás deberíais leer la moderación de Lyon.
Starrk:
Los aldeanos acceden a ayudarte. Les enseñas los panfletos y uno de ellos, un hombre, se sorprende. Acto seguido su mujer lo mira y tiene una reacción similar aunque más disimulada. Quizás se deba a que les hayas enseñado un cartel de recompensa por la cabeza de esas personas.

-Lo siento mucho, nunca hemos visto a esas personas. Lamento no poder ser de ayuda- Te dice el hombre.

Un niño, posiblemente su hijo, se levanta de puntillas y mira los papeles. Después te agarra de la manga de tu camisa y te zarandea para que le prestes atención.

-Ese es Robert. Mi papá debe haberse olvidado. Nos ayudó a salir del pueblo cuando atacaron unos bandidos y nos trajo hasta aquí. Después dijo que volvería para ver si había alguien m...- Te explica antes de ser interrumpido.

-No le haga caso, es solo un niño y no sabe reconocer a la gente. El hombre que nos ayudó no se parece a los de la imagen. Lo siento mucho- Te asegura.

Un viejo refrán dice "los niños y los borrachos siempre dicen la verdad". ¿Será correcto?
Lyon:
Gandalf te explica cosas que cambian todo lo que sabías. ¿Qué es real? ¿Qué no lo es? Poco importa ahora que tienes un objetivo. Te creías huérfano pero has "recuperado" a tu padre. El hombre que te ha explicado todo decide llevarte hacia el despacho de Earendil. Subís unas enormes escaleras y tardáis un buen rato en llegar, pero finalmente alcanzáis vuestro objetivo y el hombre golpea la puerta. Justo después suena una voz que ya has oido antes.

-Adelante, está abierto- Os indica.

Os ha dado paso libre para entrar, por lo que podéis abrir la puerta y adentraros en el inmenso despacho. Tienes mucho de lo que hablar, aunque te han avisado que la líder del gremio está muy ocupada y desconoces el motivo. Quizás sea por eso que la gente dice sobre una guerra con los demonios. ¿Es que no eran cuentos de viejas?

Deberías leer la moderación de Luthia y compañía. Además, como consejo, deberías dejar que algunos personajes los maneje el moderador y no hacer todo el post tú, pues aunque no está mal quitas posibilidades de moderación y diriges tú la historia sin que el moderador tenga muchas opciones de cambiarla.
Talamaur:
El hombre sonríe y se palpa la cabeza. Su aspecto, aunque grave, no parece el de un no-muerto. Aunque es imposible que un hombre haya sobrevivido con tales cicatrices, ¿no? Acto seguido se levanta y da una vuelta por la sala antes de tocar el hombro del herrero. El trabajador detiene la forja y se marcha sin hacer un solo ruido.

-Sí, tengo más información de la que necesitas sobre Bames Jond. Aunque no será fácil que la obtengas. Antes quiero saber cual es tu objetivo. Sé que no puedes decírmelo, pero supongo que tú sabrás que yo no voy a contarte nada sin que me lo digas. ¿Cuál de los dos cederá?- Te dice.

Te pone entre la espada y la pared. Si tiene la información que dice tiene mucho valor para ti, aunque te está pidiendo algo que, quizás, no deberías cumplir. Solo tú puedes decidir lo que hacer.
Gautrek:
Los osos bravos parecen alegres de que aceptéis su ofrecimiento y os ofrecen provisiones para el camino ya que, ahora, formáis parte de su grupo. Al parecer estáis a unos días de camino del ejército del Norte, por lo que todavía queda bastante viaje. Por lo que podéis ver, son un grupo bastante preparado y su equipamiento es bueno. Quizás llevan mucho tiempo ganándose la vida como mercenarios. Tienen un aspecto rudo y peligroso, por lo que deben ser buenos soldados. Quizás hayáis tenido mucha suerte a la hora de toparos con ellos. Aunque, si hubieran sido enemigos, no habríais tenido oportunidad alguna contra un grupo tan nutrido.
Abbadon:
Tu plan es muy inteligente, tanto que podría haber funcionado a la perfección de no ser por un cabo suelto. El huargo no-muerto se sienta a tu lado y alerta a tu grupo que recoge tu cuerpo y lo deja en el carro. El animal anda tras vosotros mientas el carruaje inicia la marcha de vuelta. Si lo que querías era permanecer en el lugar has fracasado y, por si fuera poco, has perdido tus ropajes. Desnudo y fingiendo que estás muerto, te encaminas sin quererlo al lugar de donde partiste.
Alex e Isma:
Os dirigís a un lugar bastante cercano, a días de distancia. El camino será largo y duro, deberéis dormir un par de noches al raso sin saber los peligros que os acechan. Aunque la guerra ha atraído la atención de gran parte de Dyscordia por lo que es muy posible que no os topéis con nada. Quizás debierais aseguraros, igualmente, antes de dar cada paso. Ahora sería un gran momento para que os tendieran una emboscado. Un gran momento, al menos, para aquellos que os atacaran.
Rog’Muk y Garrosh:
Decidís partir, aunque no tenéis muy claro hacia dónde por lo que podríais terminar perdiéndoos por esa indecisión. Quizás sería buena idea pararse a pensar el camino antes de recorrerlo. Aunque no hay nada de malo en improvisar, ¿no? Pero viajáis con más compañeros, no solo vosotros. Y aunque sea Garrosh el líder, es posible que fuera bueno consultar al resto .Aunque obedecerán al orco que los lidera sea cual sea el camino a recorrer.

He de avisar unas cuantas cosas. Dyscordia no es como cualquier libro, juego o película. Los orcos no están diseminados en clanes pro el mundo, son parte de la sociedad de todo el continente. No hay racismo hacia ellos y nunca estuvieron unidos como una sola sociedad, había ciudades, reinos y diversos gobiernos en su tierra hasta llegar aquí. Ahora están junto al resto de razas de Dyscordia aunque, por vuestra historia, sí que habrá algunos clanes por el lugar, pero no como cultura principal de los orcos.

usuarios y estadísticas:

Luthia:
Nivel: 24
Estadísticas: 4 puntos en magia blanca.
Astinus:
Nivel: 15
Estadísticas: 2 puntos en magia arcana y 1 punto en magia natural.
Fenrir:
Nivel: 19
Estadísticas: 2 puntos en físico y 1 uno en agilidad.
Lyon:
Nivel: 17
Estadísticas: 1 punto en físico y 1 punto en agilidad.
Starrk:
Nivel: 32
Estadísticas: 4 puntos en magia elemental, 1 punto en físico y 1 punto en agilidad.
Talamaur:
Nivel: 27
Estadísticas: 5 puntos en magia negra.
Gautrek:
Nivel: 18
Estadísticas: 3 puntos en físico.
Abbadon:
Nivel: 6
Estadísticas: 1 punto en magia negra.
Alex:
Nivel: 40
Estadísticas: 4 puntos en físico y 4 en agilidad.
Isma:
Nivel: 23
Estadísticas: 2 puntos en físico y 2 en agilidad.
Xyox:
Nivel: 17
Estadísticas: 1 punto en físico y 1 punto en agilidad.
Rog'Muk:
Nivel: 14
Estadísticas: 1 punto en físico y 1 unto en agilidad.
avatar
Web Master
Admin

Mensajes : 302
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Edad : 906

Hoja de personaje
Nivel:
100/100  (100/100)
Experiencia:
500000/500000  (500000/500000)
Áureos Áureos: 999.999.999

Ver perfil de usuario http://www.seedsofdyscordia.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Alex el Mar Feb 02, 2016 7:32 pm

La noche llegaba amenazando con cubrir el azulado cielo con su oscuro manto. Aunque las estrellas no iban a abandonar a los viajeros. El carruaje llevaba horas avanzando sin que los caballos descansaran. Alex quería llegar tan lejos como fuera posible antes de que fuera le momento de pernoctar. Sabía de sobras que no iban a llegar aunque mantuvieran la marcha hasta caer exhausto. Pero un impulso infantil lo obligaba a seguir como si se equivocara y pudiera lograrlo. Pero no lo hizo, se había esforzado como un idiota para detenerse igualmente. Y, muy posiblemente, se vería obligado a parar alguna noche más.

-Acamparemos aquí, no parece mal sitio. Yo haré la primera guardia y partiremos de nuevo al amanecer- Dijo.

Sabía que estaba pidiendo demasiado, que iba a ser duro viajar de aquella forma, pero no podían esperar mucho pues ahora el peligro podía acechar en cualquier parte. Y paradójicamente el lugar más seguro era junto al inmenso ejército que buscaban. Una vez allí podrían descansar "en condiciones" en algún campamento de verdad. Pero cuanto más tiempo estuvieran por los bosques más posibilidades había de que les ocurriera algo. Y no estaba dispuesto a ello. harían un marcha muy forzada, sí, pero llegarían pronto y estarían preparados para lo que ocurriera una vez allí. Aunque, quizás, debería consultar con el grupo la forma de actuar. Estaba haciendo de líder, pero nadie lo había nombrado como tal. Aunque nadie se había quejado tampoco.

¿Estaría haciendo bien? ¿Era la mejor forma de hacerlo? Ahora ya no estaba tan seguro como antes. No, qué idiota, por su puesto que no. Si cansaba a sus acompañantes los pondría en un peligro mayor. Si algo los acechaba sería aun peor si estuvieran agotados y, además, llegaría tarde o temprano por mucha distancia que recorrieran. No, ahora era momento de descansar y ya pensarían en lo demás cuando llegaran a su destino. No había tanto tiempo como él desearía, pero sí suficiente como para no tener que forzarse tanto.

_________________

Nombre:
Alex Harken

Clan:
Clan Harken

Gremio:
Fire Blood

Profesion:
Mercenario

Npc's acompañantes:
Sam
Ele

Ficha
Datos
avatar
Alex
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
45/100  (45/100)
Experiencia:
68946/70000  (68946/70000)
Áureos Áureos: 157.539

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Starrk el Jue Feb 04, 2016 5:03 am

Al parecer los carteles hicieron que los aldeanos pensaran que lo que quería era cobrar las recompensas de los ejecutores. Ciertamente había sido un descuido por mi parte. Uno de los hombres dijo que no habían visto a nadie como los de los carteles, sin embargo un niño que decía ser su hijo comentó que uno de los hombres se llamaba Robert y que al parecer les ayudó a huir de su aldea. Su padre alertado trató de tapar lo que su hijo había dicho, decía que él no podría reconocer a nadie, ya que era solo un niño. No quería echarles en cara nada a aquellas personas, estaban asustadas y desconfiaban de mí un desconocido que buscaba a su salvador con carteles de recompensa. No les culpaba por desconfiar de mi, era normal desconfiar en aquel caso. –Alice, quédate aquí y diviértete jugando con los demás niños. Yo veré si puedo ayudar en algo en el campamento.- Dije aquello frente a los aldeanos para que se relajaran y no pensaran que tras lo dicho por el niño iría rápidamente a la caza de Robert. A Alice se le iluminó la cara sonriente, estaba claro que le encantaba jugar con los niños. Antes de ponerme en marcha le quité su espada a Alice, los aldeanos estarían más tranquilos si Alice estaba desarmada, aunque pudiera ser igualmente letal sin armas.

Primero iría a ver al que dirigía el campamento para obtener información acerca de la guerra en el centro, quizá pudiera aportarme alguna información que me permitiera estar preparado. Comencé a caminar por el campamento, buscaba una tienda que fuese diferente de las demás, más grande y lujosa. En estas tiendas a parte de residir el jefe del campamento también solían tomarse las decisiones tácticas y demás. Tras un rato vi una tienda con dos guardias en la entrada, esa tenía que ser. Me acerqué y traté de entrar, pero los guardias me negaron el paso poniendo sus lanzas frente a mí. –Está prohibido el paso. El capitán no quiere que nadie le moleste. Ya tiene bastante con lo que estamos pasando aquí.- Al parecer el capitán estaba agobiado y había dado la orden de no dejar pasar a nadie. Tal vez podría mentir a los guardias y conseguir que me dejaran pasar, pero también podrían descubrirme así que lo mejor sería ser cauteloso. –Solo quería obtener información acerca de cómo va la guerra en esta zona, quería ver si podía ayudar en algo por eso vine a la tienda de tu capitán.- Esperaba que la sinceridad me abriera esta puerta, sino tendría que marcharme de allí sin nada más que el nombre del ejecutor que buscaba y la localización del último lugar en el que le vieron con vida.

_________________

Ficha: Historia de un ejecutor
NPC acompañante: Alice
avatar
Starrk
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 05/11/2014

Hoja de personaje
Nivel:
38/100  (38/100)
Experiencia:
48073/50000  (48073/50000)
Áureos Áureos: 62.165

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Luthia Zul el Jue Feb 04, 2016 5:24 pm

En lo que buscaba a Astinus, Luthia se dio cuenta de que él se habia ya topado con un alto cargo del gremio, por lo que seguramente ya le habrían avisado acerca de que Earendil los habia invocado a su despacho.
Después de que terminaron de hablar, Astinus se le acercó a ella, y le pidió disculpas por su comportamiento anterior de haber huido del lugar donde estaban todos.

Luthia le sonrió cálidamente y le comentó que no habia problema alguno en su manera de actuar. –Calma Astinus, todos somos compañeros aquí, no has interrumpido nada. Veo que ya te han dado la noticia de Earendil. Sera mejor vayamos. Me imagino que Fenrir y Tura ya se han de haber adelantado.-

Y hablando de adelantarse, Astinus comenzó a caminar por su propia cuenta sin que Luthia le diera un pequeño empujón o algo parecido. Astinus no era conocido por actuar de manera sola. Pero quizás el hecho de que ahora estaban en guerra, habia despertado cierta fuerza en él.
Luthia sonrió de nuevo, dando un pequeño suspiro, y le siguió

- - - - -
Mientras tanto, Fenrir y Tura guardaban de nuevo sus armas, pues su pequeño enfrentamiento había sido interrumpido por órdenes de más arriba.
Fenrir bromeó acerca de la batalla que no se pudo hacer, diciendo que él no estaba en condiciones óptimas para luchar y que Tura lo hubiese vencido fácilmente.

-Me sobrestima, Fenrir. Aparte, no hemos tenido la oportunidad de ver tu maestría con el arco. Seguramente es algo asombroso ¿N-no?- Tura le sonreía.

Era raro, pero subconscientemente Tura se sentía más relajado al estar con Fenrir. Era imposible que supiera aun que Fenrir era capaz de cambiar su forma, como él. Pero aun así había algo que le daba cierta serenidad.

Fenrir entonces comentó acerca de atender las órdenes de Earendil, pero hubo algo que pregunto acerca de él y de Luthia que hizo se sonrojara un poco y comenzara a balbucear.

-O-oh… Luthia y yo s-solamente somos… Buenos amigos… ¿Lo somos? Es decir… No sé, no l-lo sé. No hemos… No lo hemos hecho oficial p-pero… Es decir-

- - - - -

Una vez los cuatro dentro del despacho de Earendril se comentó acerca de que faltaba aún por llegar el tal Alan Strongcastle, y que parecía raro que no llegase. Debía quizás estar en la puerta.

Luthia estaba a punto de ofrecerse a ir a buscarlo, pero alguien llamó a la puerta. Earendil pronto le dio paso.

¿Quizas era Alan que habia porfin llegado? ¿O acaso era otra persona?
avatar
Luthia Zul
Summa Sapientia [Adepto]
Summa Sapientia [Adepto]

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 14/09/2015

Hoja de personaje
Nivel:
27/100  (27/100)
Experiencia:
25447/26000  (25447/26000)
Áureos Áureos: 52.357

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por FlyFenrir el Jue Feb 04, 2016 7:40 pm

Tura y yo caminábamos en dirección al despacho. Tura dijo que lo sobrestimaba además de que no había mostrado mi habilidad con el arco. En realidad no le sobrestimaba, realmente pensaba que Tura era alguien bastante más fuerte de lo que aparentaba y no creía que mi habilidad en arquería fuese tan esplendida como pudiera parecer. A mi pregunta sobre su relación con Luthia, actuó confundido e inseguro. Luthia parecía buena chica y tenía aspecto de que apreciaba mucho a Tura, por lo que no creía que ella le hiciera daño.

El tiempo que había pasado con mis compañeros había hecho que me volviese más sociable, no tenía que buscar un lugar con soledad puesto que disfrutaba de la compañía de ellos. Hace tiempo seguramente no habría permanecido en aquel lugar más de un día, pero las experiencias que había vivido desde el inicio de la guerra me habían hecho socializar y depender de otras personas.

Cuando llegamos al despacho Luthia y Astinus ya estaban allí. Al parecer tendríamos que esperar a Alan Strongcatle, el cual según decía Earendil normalmente era puntual. No sabia cuanto tardaría en llegar así que camine hasta una de las paredes y apoyé mi espalda en ella con los brazos y piernas cruzados. No paso mucho cuando oímos que alguien llamaba a la puerta, Earendil dio paso a la o las personas del otro lado, yo observaba desde donde me hallaba la puerta aun cerrada.
avatar
FlyFenrir
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 27/05/2014

Hoja de personaje
Nivel:
25/100  (25/100)
Experiencia:
20282/22000  (20282/22000)
Áureos Áureos: 34.772

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Talamaur el Sáb Feb 06, 2016 4:38 pm

Seguí observando a aquel extraño, esperando a que me contestara a lo que le había preguntado. El silencio entre la pregunta y la respuesta estaba comenzando a ser demasiado largo, algo que me incomodo un poco. Comenzó a palparse la cabeza y a sonreír, dándome cuenta que era habría sido complicado sobrevivir con tal herida. El tipo se levantó de repente sin decir nada y empezó a dar una vuelta por la sala antes de pararse junto al herrero, nada más acercarse le tocó el hombro y el herrero se marchó de la sala sin hacer ningún ruido.

-Sí, tengo más información de la que necesitas sobre Bames Jond. Aunque no será fácil que la obtengas. Antes quiero saber cuál es tu objetivo. Sé que no puedes decírmelo, pero supongo que tú sabrás que yo no voy a contarte nada sin que me lo digas. ¿Cuál de los dos cederá?- Me dijo mientras se acercaba a mí.

No me gustaba en la tesitura en la que me había puesto, pero dado por todo lo que había pasado no podía perder más tiempo. Era algo grave revelar información sobre cuál era el cometido de las misiones, pero en éste caso no me habían informado de nada. En ese momento cree una ilusión en su oído y sin mover la boca le comencé a hablar.

- No hagas ningún movimiento y escucha simplemente. Por desgracia para ti solo sé que tengo que buscar a ese hombre, ya que lo que ocurre en discordia con los demonios no es un misterio. Cualquiera que haya pasado por aquí habrá escupido hasta el último rumor que haya escuchado de estas bestias. Si te preguntas para que lo busco ni yo mismo lo sé, por lo que necesito encontrarlo para averiguar que está ocurriendo. Ahora si veo algo sospechoso en tus movimientos o lo que me dices no es la información sobre Bames, tomare cartas en el asunto.- dije al final con un tono mas serio

De repente hable con normalidad – no te diré nada, dime lo que tengas que decirme y me iré, si no quieres esta conversación ha acabado- dije con normalidad. Si había alguien espiando solo me habría escuchado decir esto último. Mire por una rendija y observé que Oloth y Lorian estaban todavía afuera al lado de los caballos. Cree una ilusión en sus oídos, – seguid con normalidad, pero estad alerta. En cuanto os avise entrar en la herrería si hace falta, reíros fuerte si lo habéis entendido- les dije a ambos. De repente escuché la risa de mis amigos, mientras miraba a aquel tipo y esperaba a ver qué era lo que hacía o decía.
avatar
Talamaur
H. del cuervo [Montaraz]
H. del cuervo [Montaraz]

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 04/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
33/100  (33/100)
Experiencia:
38138/38200  (38138/38200)
Áureos Áureos: 73.989

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Gautrek el Sáb Feb 06, 2016 11:39 pm


Tras aceptar el ofrecimiento de aquel grupo, observé que se alegraron por aceptar su invitación. Si éramos más, tendríamos más posibilidades llegar al final de nuestro camino. Había escuchado alguna vez historias sobre los ejércitos del norte y de su rey, pero nunca los había visto en persona. Si un grupo como aquel tan bien preparado y con un equipamiento como aquel se iba a unir a la guerra, es que la situación estaba ya delicada.

Ahora me sentía extrañamente tranquilo en compañía de aquel grupo, era como si mi destino hubiera sido acompañarlos en todo momento y que por fin lo había conseguido. Bueno no quería ponerme místico ni nada por el estilo, así que mi pensamiento volvió al momento en el que me encontraba. Observé a Pim, Pam y Pum muy animados, más que de costumbre y con ganas de llegar a nuestro destino. El camino estaba siendo muy tranquilo y era algo que agradecía.

Tras unas horas de camino, paramos un rato para comer y descansar. Le di unas cuantas tiras de cecina a Grizlley, a mi querido oso, al cual parecía que le encantaban. Tras terminar de comer y observar cómo se lamía las zarpas, me acerqué al líder de los Osos bravos. Estaba de guardia mientras sus hombres descansaban y antes de que estuviera a su lado ya sabía que era yo. – ¿Cómo lo has sabido? Le pregunté con curiosidad. – Mis hombres no hacen tanto ruido al moverse y tus muchachos están ahí delante, así que solo quedabas tu o un bandido. Me alegro que fueras tú, porque me habría confiado demasiado entonces, jiajiajia. Miré al camino pensando que ya mismo me uniría a las fuerzas del norte - ¿queda mucho para llegar? – le pregunté. – Veo que ya tienes ganas de comenzar, pero todo a su tiempo. Todavía nos quedara un día de camino y por lo que sé, en este tramo han ocurrido cosas extrañas así que estaremos más alerta que nunca. Tras aquella conversación regresé con los demás y al poco nos pusimos en marcha de nuevo. Me puse ligeramente nervioso por la cercanía del gran día, pero cuando legara tendría que estar centrado, la vida de mucha gente estaba en juego.
avatar
Gautrek
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 04/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
25/100  (25/100)
Experiencia:
21572/22000  (21572/22000)
Áureos Áureos: 28.357

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Isma el Dom Feb 07, 2016 2:46 pm

El viaje se hizo eterno. Tanto por el tiempo que llevaban transcurrido como por el aburrimiento que suponía. Isma nunca fue partidario de los caminos largos. Prefería llegar lo antes posible. De hecho, ese era uno de los motivos por los que apenas se había planteado la idea de dejar el norte de Dyscordia. Aunque no se cerraba a la posibilidad de hacerlo. Es más, aún no sabía donde los llevaría la guerra que se avecinaba. Quizás tendrían que moverse por todo el continente en pos de eliminar la amenaza, y aún si no le agradase la idea, lo haría sin dudarlo.

El hermano menor se encontraba en el interior del carro, con mala cara y en silencio. Le había prestado su equino a Sam, que tenía ganas de montar a Cratos y porque, de ese modo, el caballo podría descansar algo más. La chica pesaba mucho menos que el mercenario, tanto por el cuerpo como por la equipación. El problema es que el castaño no llevaba demasiado bien los viajes en transporte. No tenía problemas con las monturas, pero por algún motivo, ir en algún carruaje, barco o demás, por mucho tiempo, le producía un malestar considerable. Sentía nauseas y la cabeza le daba vueltas.

-¿Estás bien, Isma?- Preguntó Tuski, preocupada por el estado de su compañero. -Sí... Mas o menos.- Respondió este, intentando esbozar una sonrisa forzada. -Estoy bien...- Tras estas palabras expulsó toda la comida que había ingerido, aunque por fortuna para todos, estaba en la parte trasera y pudo apuntar hacia el exterior. -Quizás no tanto.- Añadió.

Su hermano sugirió acampar allí, e Isma fue el primero en bajar del carromato, con un salto y se apoyó en un árbol cercano. -Por fin... Maldito carro del demonio.- Se enjuagó la boca y aceptó que Alex hiciese la primera guardia. Necesitaba descansar después de aquello. Y cuando reanudaran el viaje, se aseguraría de ser él quien montara a Cratos.

-No tienes buena cara, Isma.- Comentó Sam con cierto tono burlón. Ella sabía de sobras lo que le ocurría. -Cállate, enana.- Contestó el enfermo, intentando quitarse el mal sabor de boca sin malgastar demasiado agua. La muchacha empezó a reír a carcajadas. -Te lo compensaré con algún postre.- Añadió, guiñándole un ojo. -Mas te vale. ¡Y que sea de frutos del bosque!- Exigió él. Pero aquello sería en otro momento. Pues ahora debían centrarse en reposar.

_________________
avatar
Isma
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 26/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
29/100  (29/100)
Experiencia:
28693/30000  (28693/30000)
Áureos Áureos: 79.614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Astinus Wallace el Dom Feb 07, 2016 3:45 pm

Al parecer era momento de esperar, pues todavía faltaba alguien por llegar a la reunión. Tura y Fenrir no tardaron mucho en presentarse. Aunque alguien más llegó. Antes de que Earendil pudiera explicarles nada, un ruido de golpes en la puerta los alertó. La líder dio paso y entraron un chico joven y un hombre mayor. Era el señor Gandalf, el hombre que había enseñado a Astinus a diferenciar las caléndulas de los tulipanes. ¿Qué estaba haciendo en aquel lugar y quién era la otra persona que estaba allí? A él sí que no lo había visto jamás o, al menos, no recordaba haberlo hecho.

Pero aquello no era lo importante. Lo que de verdad interesaba al joven Wallace era saber por qué los habían convocado a todos. La impaciencia lo intranquilizaba, aunque no parecía ser un motivo negativo pues no habían recibido reprimendas y no había nada que indicara un castigo próximo. ¿Tendría algo que ver con las dos personas que acababan de llegar? Era posible, hacía unos meses estaba solo y ahora tenía a tres buenos amigos, ¿por qué no añadir dos más? Sin embargo seguía sin entender que hacía Gandalf ahí.

¿Sabrían algo sus compañeros? Cabía la posibilidad de que él fuera el único que desconociera el motivo del llamamiento. No sería extraño en Astinus no saber lo que ocurre a su alrededor. De hecho, mejor dicho, es más que común en él que le ocurran este tipo de cosas.
avatar
Astinus Wallace
Summa Sapientia [Adepto]
Summa Sapientia [Adepto]

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 10/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
20/100  (20/100)
Experiencia:
12494/13500  (12494/13500)
Áureos Áureos: 21.991

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Web Master el Dom Feb 07, 2016 9:17 pm

Luthia, Astinus, Fenrir y Lyon:
La puerta se abre y entran dos personas. Un hombre mayor que quizás recordéis como Gandalf, un experto en botánica del gremio, y un muchacho joven que jamás ha estado por aquí. Earendil se fija en ellos.

-Oh, el muchacho de antes y Gandalf. En seguida estoy con ustedes, un momento por favor- Dice la Archimago Suprema.

El hombre mayor afirma con la cabeza y cierra la puerta tras ellos. Al instante, la mujer vuelve a hablar al grupo de cuatro.

-La información que nos disteis es de gran importancia y merece una recompensa. Luthia, Astinus y Tura, habéis sido ascendidos un rango en la jerarquía del gremio gracias a vuestra colaboración. Respecto al señor Fenrir, discutiremos la recompensa más adelante. Pero ahora, me gustaría pediros que partierais a buscar a Strongcastle. Es muy extraño que todavía no haya venido. Él nunca llega tarde.- Explica.

Acto seguido espera a que el chico explique a qué ha venido. Respecto a Luthia, Astinus, Fenrir y Tura, parecen buenas noticias y una nueva misión. ¿Querréis aceptarla?
Starrk:
Los guardias impiden que pases, aunque por lo que dicen entiendes que el capitán está dentro de la tienda. Les cuentas la verdad, aunque se miran y dejan las lanzas en la misma posición asegurándote que no dejarán que pases, que son sus órdenes.

-Dejadlo pasar- Dice una voz desde el interior.

Los dos lanceros se hacen a un lado y levantan la tela que hace de puerta permitiéndote el paso. Una vez dentro puedes ver a un hombre mayor lleno de cicatrices de combates y del tiempo. Es muy posible que el estrés y la guerra lo hagan parecer más viejo de lo que es. Te invita a sentarte.

-Necesitamos mucha ayuda, pero no te conozco y la gente no suele ofrecerse así. ¿Quién eres y a qué has venido?- Te pregunta.
Talamaur:
El hombre se echa a reír a carcajadas después de tu ilusión y te mira con curiosidad. Te observa de arriba a abajo y se acerca a ti.

-increíble, increíble. Veo que debo ser yo el que ceda, un buen miembro no revela los secretos de su gremio. Bien por ti. El hombre al que buscas está muerto, yo lo maté. Te puedo entregar su cuerpo, aunque poco queda de él. Digamos que estaba… más que relacionado con los demonios- Te explica.

Eso sí que es sorprendente. Te señala con la mano hacia una puerta. Debe ser un dormitorio o un almacén pero, por lo que ha dicho, puedes deducir que ahí está el cuerpo de Bames Jond. No es lo que esperabas, ¿o sí?.
Gautrek:
Tal y como te explica el líder de los mercenarios, queda más o menos un día de viaje para llegar al frente de batalla y vais por un camino algo… extraño. Se dice que han ocurrido cosas en el lugar de las que no se había oído hablar. Gente que desaparecía sin más, extrañas apariciones, alaridos en la noche… cuentos para no dormir en general.

-Volved por donde habéis venido- Dice una voz.

Frente a vosotros se muestra una mujer que parece bastante malherida, aunque se mantiene en pie como si estuviera en perfectas condiciones. Todos los mercenarios preparan sus armas nerviosos por no saber cómo actuar. Tras la mujer se acerca otra media docena de personas iguales.
Alex e Isma:
Os detenéis para descansar. Todavía queda algo de viaje por delante y es mejor parar para reponerse.

usuarios y estadísticas:

Luthia:
Nivel: 24
Estadísticas: 4 puntos en magia blanca.
Astinus:
Nivel: 15
Estadísticas: 2 puntos en magia arcana y 1 punto en magia natural.
Fenrir:
Nivel: 19
Estadísticas: 2 puntos en físico y 1 uno en agilidad.
Lyon:
Nivel: 17
Estadísticas: 1 punto en físico y 1 punto en agilidad.
Starrk:
Nivel: 32
Estadísticas: 4 puntos en magia elemental, 1 punto en físico y 1 punto en agilidad.
Talamaur:
Nivel: 27
Estadísticas: 5 puntos en magia negra.
Gautrek:
Nivel: 18
Estadísticas: 3 puntos en físico.
Abbadon:
Nivel: 6
Estadísticas: 1 punto en magia negra.
Alex:
Nivel: 40
Estadísticas: 4 puntos en físico y 4 en agilidad.
Isma:
Nivel: 23
Estadísticas: 2 puntos en físico y 2 en agilidad.
Xyox:
Nivel: 17
Estadísticas: 1 punto en físico y 1 punto en agilidad.
Rog'Muk:
Nivel: 14
Estadísticas: 1 punto en físico y 1 unto en agilidad.
avatar
Web Master
Admin

Mensajes : 302
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Edad : 906

Hoja de personaje
Nivel:
100/100  (100/100)
Experiencia:
500000/500000  (500000/500000)
Áureos Áureos: 999.999.999

Ver perfil de usuario http://www.seedsofdyscordia.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Gautrek el Miér Feb 10, 2016 11:18 pm

Off:
Me he tomado la libertad de ponerle nombre al líder de los osos bravos, ya que queda raro decir todo el rato. El líder esto el líder lo otro. Su nombre será Einar(lider guerrero)

Einar me comentó que quedaba más o menos un día de viaje, algo que hizo que me impacientara por llegar a nuestro destino. Era extraña la sensación que te recorría el cuerpo antes de algo importante, entre miedo e ilusión, entre querer avanzar o retroceder. Pero allí estábamos todos con un mismo objetivo y a por todas, algo que hacía tiempo que no veía. Esa unión por ayudar a los demás, que a mí ver se había perdido en muchos lugares de Dyscordía. De repente y como sí algo dentro de mí me avisara, comencé a observar el camino. Había cambiado bastante con respecto a los caminos que habíamos dejado atrás. Teniendo este un aspecto más sombrío y apagado. En ese momento desde las filas de los mercenarios, escuché de casualidad una de sus conversaciones.

- ¿Esté es el camino? – dijo uno de ellos

- Si… parece que han ocurrido cosas por esta zona y que quien entraba, nunca más salía. – dijo otro con un tono algo nervioso.

- Callad y dejaos de cuenta para no dormir. Yo también he escuchado esas tonterías, gente que desaparece, extrañas apariciones… tonterías – dijo Einar algo enojado hacía el grupo, sin dirgirse a nadie en concreto.

- Volver por donde habéis venido – Dijo de repente una voz y cesando mí atención a lo que decían los mercenarios, miré al camino.

Era una mujer y parecía estar bastante malherida, dado sus manchas de sangre y las heridas que se veían por su cuerpo. Lo extraño era que se mantenía en pie y no parecía que estuviera haciendo un gran esfuerzo por mantenerse así, más bien lo hacía con demasiada sencillez. Los mercenarios agarraron sus armas con fuerza y su rostros cambiaron de fieros a confusos, algo que me hizo temer que esto podía acabar mal. A los pocos segundos, media docena de personas con el mismo aspecto que la mujer hicieron su presencia. Eso hizo que los mercenarios comenzaran a retroceder levemente, algo que me dejó intrigado. - ¿Se habrán enfrentado a algo parecido con anterioridad? – pensé, mientras observaba como la mujer nos miraba fijamente y los que estaban a su espalda se paraban cerca de ella.

- Vamos muchachos, sois los osos bravos. Valientes y rudos guerreros, que van a unirse al gran ejercito del norte. Si os han convocado, por algo será. Einar si nos echamos atrás ahora, ¿de qué habrá valido este viaje? ¿todo quedara en un recuerdo vacío? Yo también tengo miedo, no voy a negarlo. Pero no quiero ver mi mundo caer y saber que me retire antes de saber si podía intentarlo.-dije, mirando a todos los presentes.

Miré a Pim, Pam y Pum, que supieron que hacer solo con ese gesto. Ya habíamos pasado un tiempo juntos y nos habíamos acostumbrado un a algunas señas, gestos y miradas, para acciones sencillas. Barajón del carro y desataron a grezzley, sin hacer ningún movimiento brusco. Yo también me bajé y me puse al lado de mi querido oso, acariciándolo suavemente desde el lomo hasta la cabeza. Me coloqué delante de él y hable a aquella mujer – Mujer, seguro que tendrás tus motivos para obstruirnos el paso. No sé si es un motivo hostil por vuestra parte o por lo que hay más adelante, pero nuestro camino no puede acabar aquí y menos dar la vuelta después de tan largo viaje. Así que di cual es el motivo de habernos detenido, antes de iniciar nuestra marcha de nuevo- le dije colocando la mano encima del hacha con suavidad, pero sin llegar empuñarla. El silenció que se produjo después de mis palabras me pareció interminable, tensando todo mi cuerpo. Ahora lo que fuera a ocurrir, dependía de aquella mujer y sus “amigos”.
avatar
Gautrek
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 04/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
25/100  (25/100)
Experiencia:
21572/22000  (21572/22000)
Áureos Áureos: 28.357

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Talamaur el Vie Feb 12, 2016 11:11 am

El hombre comienza a reírse y a mirarme, como si quisiera meterse en mi cabeza. Sus ojos me escudriñaban de arriba abajo y de repente se acercó a mí. Agarre el frio mango de mí daga, esperando una señal de hostilidad de aquel tipo. Pero en ese momento, comenzó a decirme todo lo que quería saber. Bames estaba allí mismo, en aquella herrería. Algo que hizo que me tranquilizara un poco, por fin había llegado al lugar indicado. Aunque esperaba haberlo encontrado vivo, ya que quería saber de primera mano si aquello era verdad.

Al seguirme un poco el juego, ese hombrecillo me dio algo de confianza. No la suficiente como para creer todo lo que me había dicho, pero si para quitar la mano de la daga. Acto seguido me señaló una puerta y me dijo que el cuerpo se encontraba allí. Me levanté de la silla e hice una ilusión como antes en los oídos de mis dos compañeros, - Bames está aquí y al parecer trabajaba para los demonios, digo trabajaba porque está muerto. Esté hombre se encargó de él y aunque parece sincero, no me fio del todo. Voy a entrar por una puerta de la herrería, si tardo demasiado venid por mí. – les dije sin dejar de caminar.

Giré el pomo despacio y pendiente de que no fuera una trampa, algo que era una posibilidad. Abrí la puerta con total tranquilidad y allí en el suelo estaba el cuerpo de Bames o al menos eso había dicho aquel tipo. Su ropa era negra con algunas líneas rojas, un ropaje que no había visto nunca antes. Se encontraba boca abajo, por lo que no podía ver su rostro. Solo podía apreciar la parte trasera de su cabeza rapada y un extraño tatuaje en forma de cruz invertida en ella. Me agazapé a su lado y no vi signos de heridas o golpes, por lo que le da la vuelta para verle el rostro. En ese momento en mi rostro se podía ver una mueca de aversión, le habían partido la cara en dos literalmente. Solo tenía cabeza desde las orejas hacía atrás, el resto había sido rebanado.

Después de aquella falta muestra de delicadeza al matar a alguien, comencé a tantear el cuerpo de Bames para ver si encontraba algo. – Es inútil, ya hemos rebuscado por todo su cuerpo y nada – me dijo el tipo macabro, que se encontraba en el marco de la puerta. Esbocé una sonrisa, ya que había más lugares que la ropa donde se podía esconder cosas. Le levanté la ropa y observé su torso desnudo, el cual estaba lleno de tatuajes extraños. – ¿Queréis que os deje solos? – dijo de nuevo aquel tipo, pero no le hizo caso. Tras examinar su torso con detenimiento, observé una pequeña cicatriz en su abdomen – aja, aquí estas – dije sacando una de mis dagas.

Hice una incisión, abriendo una abertura lo suficientemente grande como para poder meter la mano. Tras unos instantes buscando, algo que a aquel tipo parecía fascinarle, encontré algo. Lo saqué y era un pequeño cilindro, que tras limpiarlo con un la ropa, pude comprobar que había un papel en su interior. - ¿Aquí no habíais buscado verdad? – le dije. Había escuchado que algunos asesinos usaban esa manera de esconder sus cosas y al parecer Bames era uno de ellos. Abrí el recipiente, desplegué el papel para leerlo y en ese momento por fin comencé a entender lo que ocurría.


for mod:
El contenido del papel lo dejo en manos del mod del cap, ya que puede ser algo importante y no quiero incidir en ello
avatar
Talamaur
H. del cuervo [Montaraz]
H. del cuervo [Montaraz]

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 04/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
33/100  (33/100)
Experiencia:
38138/38200  (38138/38200)
Áureos Áureos: 73.989

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Luthia Zul el Vie Feb 12, 2016 7:29 pm

-¡No hay problema, nosotros buscaremos al señor Alan, incluso iremos de vuelta a Villa Serea de ser necesario!- Tura exclamó fuertemente, un rasgo que no siempre salía a luz en él.

Luthia se acercó a él y le dio unas palmadas en la espalda. –Calma, capitán- En cierta forma, Luthia se sentía orgulloso de que su compañero por fin se llenase de algo de valentía y tomara la iniciativa. –Antes de adentrarnos a una aventura, hay que agradecer a Earendil nuestro nuevo rango, ¿No crees que es más educado de esa manera?-

-O-oh… Tienes razón, lo siento, creo que me deje llevar un poco-
Dicho esto, ambos, junto con Astinus, agradecieron el nuevo rango que se las había dado. ¿Qué significaba eso de avanzar en la jerarquía del gremio? No lo sabían del todo, pero al menos parecía que ahora podrían tener más influencia en sus acciones, ya sean estas para bien o para mal.

-Ahora- Continuó Luthia. –Iremos a buscar a nuestro amigo Strongcastle.- La mujer hizo una reverencia y salió del cuarto, acompañada por sus compañeros.
avatar
Luthia Zul
Summa Sapientia [Adepto]
Summa Sapientia [Adepto]

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 14/09/2015

Hoja de personaje
Nivel:
27/100  (27/100)
Experiencia:
25447/26000  (25447/26000)
Áureos Áureos: 52.357

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Xyox el Sáb Feb 13, 2016 4:15 am

Comenzó la marcha, sin detenerse pasó el tiempo y Garrosh con una inquietud en el pecho decidió deshacerse de la misma.
-. Quisiera saber que piensan cada uno de ustedes sobre la misión que tenemos.- dijo Garrosh dirigiéndose al resto de orcos que estaban junto con el pero sin detenerse continuo avanzando por la espesura del terreno rocos mientras aún se mantenía alerta.
.- Rog, que piensas acerca del hacha de aquel demonio que pudimos obtener?-.
Esperando respuesta se detuvo y se sentó para mirar al resto
avatar
Xyox
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
21/100  (21/100)
Experiencia:
14140/15000  (14140/15000)
Áureos Áureos: 24.161

Ver perfil de usuario http://www.twitch.tv/kuroxyox/

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por FlyFenrir el Sáb Feb 13, 2016 3:59 pm

Un par de personas pasaron al interior del despacho, eran dos hombres de los cuales uno parecía llamarse Gandalf. Earendil dijo que esperaran y acto seguido empezó a informarnos. Subió el rango que Tura, Luthia y Astinus tenían en el gremio, esto lo hizo gracias a la información que entregamos. Dijo que mi recompensa la discutiríamos más tarde, lo cual me parecía bien. Nos pidió que emprendiéramos otra misión, esta se trataba de buscar al señor Strongcastle. Al parecer el no era impuntual, así que Earendil estaba preocupada. Tura se envalentonó y dijo que iríamos aunque tuviéramos que ir hasta el poblado donde lo conocido. Luthia le dijo que primero deberían agradecerle a Earendil y así lo hicieron. Después Luthia salió del cuarto seguida de Tura. Yo me aparte de la pared y dije. –Volveremos lo antes posible, no os preocupéis.- Hice una reverencia y salí en pos de mis compañeros.

Al llegar a la entrada había un carro como el de la primera vez, estaba preparado para salir. –Hemos preparado el carro para vosotros, la señora Earendil nos dijo que vendríais y quería que lo tuviéramos preparado antes de que llegarais.- Dijo un hombre que salió de la parte posterior del carro, al parecer ya había previsto que tuviéramos que ir al pueblo. –Será mejor que nos pongamos en marcha.- Dije mientras caminaba para subirme en el carro.
avatar
FlyFenrir
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 80
Fecha de inscripción : 27/05/2014

Hoja de personaje
Nivel:
25/100  (25/100)
Experiencia:
20282/22000  (20282/22000)
Áureos Áureos: 34.772

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Alex el Sáb Feb 13, 2016 4:12 pm

Alex se sentó sobre un tronco caído. se fijó en él antes de sentirse. Grande, majestuoso, fuerte, resistente... y roto. Incluso los más grandes tienen un momento de caer. Él también lo haría en algún momento, ¿pero cuando y cómo? Poco importaba, nunca lo sabría y no había de qué preocuparse ahora. El árbol había caído pero no tenía por qué pasarle a él. No al menos tan pronto. Se centró en lo que debía, hacer guardia y vigilar que nada cercano resultara un peligro para el grupo. La noche empezaba a cubrir todo lo que había a la vista dificultando el trabajo, por lo que, con ayuda de Ele, prendió unas cuantas antorchas y las posicionó alrededor del campamento.

El tiempo pasaba lento para él, las guardias siempre resultaban muy aburridas y no podía hacer nada para distraerse porque también lo distraería del trabajo. Y cualquier cosa que le impidiera hacerlo bien podía ser perjudicial para aquellos que protegía. De vez en cuando hacía una patrulla ligera para no quedarse sentado todo el rato. Cuando, aproximadamente, calculó que el tiempo había pasado decidió despertar a Isma para que lo sustituyera. Se acercó a él y lo agitó suavemente con la mano para después darle un golpe en el brazo. Siempre le costaba despertarse.

-Te toca hacer la guardia- Le informó.

Se acercó a su amada y posicionó una tela en el suelo al lado de ella y se introdujo en su manta abrazándola. Ella lo reconoció porque se giró y lo abrazó también. Se durmió bastante rápido pues cuando se quedaba despierto para vigilar el sueño comenzaba a invadirlo hasta que se acostaba y o absorbía del todo.

_________________

Nombre:
Alex Harken

Clan:
Clan Harken

Gremio:
Fire Blood

Profesion:
Mercenario

Npc's acompañantes:
Sam
Ele

Ficha
Datos
avatar
Alex
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 622
Fecha de inscripción : 17/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
45/100  (45/100)
Experiencia:
68946/70000  (68946/70000)
Áureos Áureos: 157.539

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Starrk el Sáb Feb 13, 2016 5:29 pm

Desde el interior de la tienda una voz dijo que me dejaran pasar. Levantaron la tela de la tienda y un hombre lleno de cicatrices salió. Entré en la tienda y el hombre me ofreció un asiento. El hombre parecía desconfiar de mí, necesitaba ayuda pero al no conocerme no podía confiar en mí. Me preguntó quién era y que hacia allí, debía contarle lo mismo que a los aldeanos o de lo contrario si le contaba otra cosa y algún aldeano le hablaba de mí probablemente desconfiara. Decidí explicarme mejor de lo que lo hice con los aldeanos. –Verá, he venido aquí junto a mi hermanita. Con ella estoy buscando a estos hombres.- Dije mientras le mostraba los carteles. –Aunque son carteles de cazarrecompensas mi objetivo es realmente el contrario, quiero salvarlos puesto que se les ha acusado injustamente y ahora los que hicieron estos carteles intentan tomarse la justicia por su mano. Yo soy alguien como estos dos hombres y por eso quiero ayudarlos. Conozco la situación de que estamos en guerra con los demonios y de que tratan de destruirnos. Por consiguiente lo que ocurra en la guerra también me afecta y si puedo hacer algo para inclinar aunque sea levemente la balanza en nuestro favor lo hare sin dudarlo.- Todo lo que le había dicho era la verdad, pero la verdad no siempre abría puertas. Todo quedaba en decisión del capitán.

_________________

Ficha: Historia de un ejecutor
NPC acompañante: Alice
avatar
Starrk
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 05/11/2014

Hoja de personaje
Nivel:
38/100  (38/100)
Experiencia:
48073/50000  (48073/50000)
Áureos Áureos: 62.165

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Isma el Dom Feb 14, 2016 12:07 pm

A Isma le costaba horrores conciliar el sueño, aunque una vez lo conseguía, era más difícil aún que se levantase. Por ello, cuando llegó la hora de su guardia, Alex no tuvo más remedio que golpearle en el brazo. El menor se despertó sorprendido ante la sacudida y se miró la zona afectada. No le dolía apenas, pero su reacción fue mirar al causante e intentar devolverle el favor. Pero apenas tenía fuerzas para hacerlo. Así que dejó que su hermano marchase a descansar y aprovechó un enorme tocón para sentarse, usando su espada envainada como un bastón en el que apoyarse y posando cerca su escudo por si debía actuar.

Odiaba pensar que en aquel momento, cuando más debían estar unidos todos los seres razonantes, aún había personas capaces de aprovecharse de los más desvalidos para llenarse el bolsillo de forma fácil. Un enemigo en común solía crear alianzas que en otros tiempos serían impensables, pero no todos lo veían del mismo modo. No obstante, ellos iban preparados. Si algún bandido intentaba asaltarles, el mercenario no le otorgaría ninguna posibilidad.

<< Vamos, Isma. Aguanta... >> Pensó este, dando un par de cabezadas y con los ojos entre cerrados. Se puso en pie y se fue contra un árbol, a varios metros de allí, para golpearlo con la cabeza. Se hizo una pequeña herida en la frente pero consiguió desvelarse por completo. << A veces ni si quiera sé en qué pienso para hacer estas cosas. >> Se puso una pequeña gasa y volvió a tomar asiento en el mismo lugar.

Observó al basto cielo ennegrecido por la noche y recordó las palabras de su abuela que más de una vez le ayudaron a seguir hacia adelante. "Cuando la noche caiga y el miedo os invada... no intentéis luchar contra él, aprended a controlarlo, pues es quien os mantendrá vivos y el que os ayudará a luchar. Recordad que el amanecer siempre llega." Isma sonrió y suspiró aliviado. -Gracias por todo, abuela.- Susurró al viento.

_________________
avatar
Isma
Fire Blood [Campeón]
Fire Blood [Campeón]

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 26/02/2014

Hoja de personaje
Nivel:
29/100  (29/100)
Experiencia:
28693/30000  (28693/30000)
Áureos Áureos: 79.614

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Astinus Wallace el Dom Feb 14, 2016 5:22 pm

Y el motivo por le cual los habían llamado se mostró de forma tan rápida que Astinus apenas pudo encajarlo. ¿Un ascenso? Sí, los habían ascendido de rango dentro del gremio. Pero no estaba seguro de que lo que habían hecho hubiera sido algo tan importante como para ello. Pero no sería él quien se negara a aceptarlo. Si Earendil había pensado que lo merecían es porque lo merecerían de verdad. De hecho, Astinus se sintió tan agradecido que quedó en blanco y fue incapaz de dar las gracias. Sus padres se sentirían tan orgullosos de él...

Y fue cuando Tura aceptó por todos la misión que ahora les encomendaban. Tan rápido había confirmado su participación que no preguntó al resto de integrantes y olvidó también agradecer. Aunque un simple aviso de Luthia hizo que todo cambiara. Astinus miró a su acompañante algo avergonzado y ambos dieron mil gracias por el ascenso y, el mago, incluso prometió esforzarse al máximo para no decepcionar a su líder y demostrar que no se había equivocado otorgándole tal honor. Aunque tuviera que trabajar más de lo que había trabajado en toda su vida.

Después marcharon y, una vez fuera, les estaban esperando con un carruaje. Aquello sí que era un lujo, pero demostraba uan vez más la inteligencia y perspicacia de la Archimago Suprema. Ya había hecho preparar un transporte antes incluso de saber si aceptarían. No, Astinus se equivocaba, ella ya sabía que no se negarían pues en el poco tiempo que los conocía ya sabía más de ellos que sus propias familias. Era una mujer increíble.
avatar
Astinus Wallace
Summa Sapientia [Adepto]
Summa Sapientia [Adepto]

Mensajes : 51
Fecha de inscripción : 10/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
20/100  (20/100)
Experiencia:
12494/13500  (12494/13500)
Áureos Áureos: 21.991

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Web Master el Dom Feb 14, 2016 7:22 pm

Luthia, Astinus, Fenrir:
Un ascenso y una nueva misión siempre es una buena noticia. Y más en estos tiempos, ¿no es así? Pero no hay tiempo para planteárselo pues debéis partir e iniciar un camino que ya habéis recorrido con anterioridad. Sin embargo hay una cuestión apremiante. El hombre al que buscáis… ¿dónde está? Habéis pensado en volver a su casa, pero podría estar por el camino o incluso en otro lugar. Y, por muy horrible que suene, también cabe la posibilidad de que haya fallecido. Aunque nadie ha oído noticias sobre ello o, al menos, no han llegado a vosotros. Cuando salís os espera un carro muy similar al que os llevó la otra vez. Earendil no solo ha pensado en ayudaros en vuestra misión, si no que se ha adelantado a vuestra respuesta y ha actuado sabiendo que aceptaríais. Una mujer muy inteligente. Es hora de partir, ¿pero cuál es el camino a escoger?
Starrk:
El capitán te observa y, acto seguido, mira unos mapas que tiene en la mesa frente a él. Pasa el dedo sobre ellos y en un momento lo detiene y susurra “aquí”. Después vuelve a mirarte.

-Hace tres días perdimos el contacto con una patrulla cerca de estas colinas y no hemos sabido nada desde entonces. No es un objetivo prioritario por lo que los mandos no le han dado mucha importancia y estamos muy escasos de hombres en este punto como para enviar los que tenemos. Si me hubieran permitido llevar tantos soldados como había pedido… Lo importante, muchacho, es que son mis hombres estén o no en un lugar importante. Si pudieras averiguar algo sobre ellos, sea bueno o malo, sería de gran ayuda- Te explica.

Te enseña el mapa y te señala la zona de la que te ha hablado. No está muy lejos e incluso podría haber enviado a unos pocos soldados a buscar algo. Aunque es normal que en medio de una guerra no se pueda prescindir de ningún hombre, ¿no es cierto?
Talamaur:
Has encontrado algo que identifica a ese cadáver como el cuerpo de Bames. Eso ya es un logro, aunque no puede decirte nada si está muerto. Pero, bueno, como estás comprobando a veces un muerto puede hablar más que un vivo. El hombre se acerca a ti.

-Parece que eres más hábil de lo que creía. ¿Es tu hombre o no? Si quieres el resto de la cara debe seguir pegada a la hoja de mi espada, al fondo de la habitación. Odio tener que limpiar mis armas…- Te explica antes de dar la vuelta y sentarse en una silla vieja.

En la nota se puede leer lo siguiente:

“Llevaba días soñando con esa criatura. Un ente infernal cubierto de fuego y muerte que me susurraba de forma tan dulce que no podía verlo como algo terrorífico. Sin embargo, cuanto más dulce parecía, más terror empezaba a provocarme. Hasta llegar a un punto en el que su simple presencia quebraba mi alma y me hacía morir mil veces por miedo. Tal era su poder que ya solo en sueños infundía en mí el deseo de servirle. Y ha llegado el día, mi señor me espera en un lugar al que solo yo puedo llegar y desea que lo libere. Yo, una simple cáscara mortal tendré el inmenso orgullo y honro de servir a tan magnífica y poderosa criatura. Que los viejos dioses se pudran pues a mí me ha llamado el nuevo y único señor divino para que lo ayude a controlar Dyscordia y el mundo entero. Aquellos que se enfrenten a los demonios pronto serán solo cuerpos a sus pies.”

No entiendes por qué tiene esa especie de nota o diario, pero la tiene y lleva mucho tiempo dentro de él.
Gautrek:
Un silencio fantasmal se apodera de vuestro alrededor hasta que la mujer decide hablar de nuevo..

-Volved por donde habéis venido o moriréis. Esta no es tierra para mortales y lo que espera más allá acabará con vosotros como lo hizo con nosotros. Volved por donde habéis venido o moriréis- Os advierte.

Acto seguido ella y sus compañeros se alejan y desaparecen entre una neblina que antes no estaba y que se disipa tan rápido como ha aparecido dejando a la vista un camino menos sombrío que antes y sin cuerpos ni personas que impidan el paso. Todos parecen sorprendidos y algo asustados, pero Einar te pone la mano en el hombro como señal de aprobación y ordena seguir adelante.
Alex e Isma:
El frío típico del Norte, de repente, se torna más hostil y agresivo que de costumbre. Una neblina cubre el campamento tan rápido que no da tiempo a saber cómo ha llegado ni desde dónde. Casi... casi parece que ambas cosas hayan estado allí antes de que vosotros llegarais. Sorprendente, ¿no? Pero no es lo único. De la neblina se acercan una gran cantidad de cuerpos. Parecen personas normales, sin embargo están demacrados, heridos, e incluso consumidos. Por su estado podría decirse que están muertos, aunque caminan como si de vivos se tratara.

-Marchaos. Volved por donde habéis venido. No hay esperanza para vosotros como no hay esperanza para el mundo. Si seguís por este camino acabaréis como nosotros- Os dice una voz.

usuarios y estadísticas:

Luthia:
Nivel: 24
Estadísticas: 4 puntos en magia blanca.
Astinus:
Nivel: 15
Estadísticas: 2 puntos en magia arcana y 1 punto en magia natural.
Fenrir:
Nivel: 19
Estadísticas: 2 puntos en físico y 1 uno en agilidad.
Lyon:
Nivel: 17
Estadísticas: 1 punto en físico y 1 punto en agilidad.
Starrk:
Nivel: 32
Estadísticas: 4 puntos en magia elemental, 1 punto en físico y 1 punto en agilidad.
Talamaur:
Nivel: 27
Estadísticas: 5 puntos en magia negra.
Gautrek:
Nivel: 18
Estadísticas: 3 puntos en físico.
Abbadon:
Nivel: 6
Estadísticas: 1 punto en magia negra.
Alex:
Nivel: 40
Estadísticas: 4 puntos en físico y 4 en agilidad.
Isma:
Nivel: 23
Estadísticas: 2 puntos en físico y 2 en agilidad.
Xyox:
Nivel: 17
Estadísticas: 1 punto en físico y 1 punto en agilidad.
Rog'Muk:
Nivel: 14
Estadísticas: 1 punto en físico y 1 unto en agilidad.
avatar
Web Master
Admin

Mensajes : 302
Fecha de inscripción : 14/01/2014
Edad : 906

Hoja de personaje
Nivel:
100/100  (100/100)
Experiencia:
500000/500000  (500000/500000)
Áureos Áureos: 999.999.999

Ver perfil de usuario http://www.seedsofdyscordia.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Starrk el Jue Feb 18, 2016 2:25 pm

El capitán se puso a mirar unos mapas y después me dijo que una patrulla se había perdido en un lugar cercano al campamento, pero por falta de hombre no ha podido enviar a nadie en su busca. Quería que fuese a averiguar lo que les había sucedido o si podría encontrarlos. Me mostró el mapa señalándome la localización de la zona en la que debían hallarse los soldados. –Muy bien, iré en seguida y volveré con información de lo ocurrido y con un poco de suerte puede que pueda preguntarles usted a ellos mismos.- Acto seguido me levanté de mi asiento y me marché de la tienda. Fui hasta donde había dejado a Alice con los niños de los aldeanos.

Al llegar le hice un gesto con la mano para que se acercara. –El capitán me ha dado una misión y a cambio espero que nos de algún tipo de información. Tú quédate aquí, iré yo solo, no está muy lejos de aquí así que no tardaré.- Alice miró al suelo un poco triste y dijo. –Está bien, preferiría ir contigo pero si quieres que me quede eso haré.- Me arrodillé frente a ella y le puse las manos en los hombros. -No quiero que corras más peligro del necesario. Sé que eres fuerte pero a veces eso no es suficiente. Te dejo aquí no porque no confíe en ti, sino porque confío en que ayudes al campamento si este es atacado. Espérame aquí, no tardaré mucho.- Acto seguido me levanté y fui hacia el caballo que atamos en la entrada. No quería mirar el rostro de Alice, ella poco a poco estaba descongelando mi frío corazón, aunque no me daba cuenta de eso.

Monté en el caballo y salí del campamento. Cabalgué rápido durante unos minutos hasta llegar a la zona donde debía encontrar a la patrulla. Tenía aspecto de yermo inhabitado, algunos árboles se habían quemado y sus cortezas estaban ennegrecidas. Comencé a buscar por el suelo alguna huella u otro indicio que me diera una pista de donde pudieran estar los soldados a los que buscaba.


Última edición por Starrk el Dom Feb 21, 2016 9:39 pm, editado 2 veces

_________________

Ficha: Historia de un ejecutor
NPC acompañante: Alice
avatar
Starrk
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 179
Fecha de inscripción : 05/11/2014

Hoja de personaje
Nivel:
38/100  (38/100)
Experiencia:
48073/50000  (48073/50000)
Áureos Áureos: 62.165

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Xyox el Sáb Feb 20, 2016 5:24 pm

Cada uno de los Orcos se despidió de su familia, alguno tenían hijos pequeños que quizás no volverían a ver. Todo estaba claro. Ellos marcharían para llevar a cabo la misión de unir a los clanes y luchar en contra aquello que amenace su raza, si bien el enemigo que ya derrotaron era un demonio y según los rumores que se esparcieron.

-. Sé que el marchar sin saber a dónde vamos y a que nos enfrentamos es difícil, pero les pido que confíen no solo en mi si no en cada uno de ustedes hermanos. Nuestro destino esta entrelazado en cadenas invisibles que nos llevaran a la gloria, por ende quiero saber qué opina cada uno de ustedes.- decía mientras marchaba a un paso firme y constante, aun con el peso de las cosas que llevaba en mi hombro y mi cuerpo. Suministros,proviciones.

-. Rog sabes algo sobre el hacha del demonio, los chamanes del clan iron te mencionaron algo o aun tendré que usarla con precaución?.- pregunte dado que rog era más afinado con la magia o sabia más dado las enseñanzas que tenía con la mano derecha de mi padre Grommash

No había usado más el hacha desde la pelea con el demonio, era ligera y fuerte a la vista que secretos guardaba no lo sabía pero me sentía con afinidad que daba miedo, sentía que me pertenecía por derecho como si en mi destino se escribió que la tuviera. Estaba en mi espalda y la sentía como una parte más de mi cuerpo, tanto que daba miedo. Trate de separarla de mi piel ocultándola con cuero de bestias y con forros para que a la vista no se notara. Dado que el aspecto físico llamaba la atención y no quería que nadie se enterara de un arma de un demonio la tenía un orco
avatar
Xyox
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 46
Fecha de inscripción : 23/04/2014
Edad : 26

Hoja de personaje
Nivel:
21/100  (21/100)
Experiencia:
14140/15000  (14140/15000)
Áureos Áureos: 24.161

Ver perfil de usuario http://www.twitch.tv/kuroxyox/

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Talamaur el Sáb Feb 20, 2016 6:51 pm

Tras leer la nota pude corroborar que el cadáver era el de Bames, algo que echaba por tierra todo el camino realizado. Pero aun había un camino para seguir, aquel tipo. Me giré tras escuchar su comentario y me dirigí hacía él – Según la nota estabas en lo cierto, ya llevaba un tiempo… como decirlo… hipnotizado por algún demonio. Ya no le puedo preguntar nada viendo lo obvio, pero quisiera saber ¿cómo supiste que estaba de parte de ellos sin conocer esta carta?- le pregunté con firmeza. – Me refiero, a que tuviste que ver algo extraño en él o lo viste con algún demonio para afirmar que trabajaba con ellos antes de matarlo – seguí indagando.

Sabía que eran muchas preguntas y que podrían ser un poco directas, pero era mi única opción para encontrar una pista de por donde debía seguir. – Siento ser tan directo, pero el mundo parece que se está desmoronando y no voy a quedarme parado mientras ocurre. – le dije, pensando en mi amada. Hacía tiempo que me estaba viendo con una mujer, algo que no le había dicho a nadie por si la usaban para extorsionarme. Me hacía sentir vivo, algo que pocas cosas en la vida conseguían.

En ese momento Lorían se acercó a la habitación en la que estaba y me comentó algo al oído – Han llegado un grupo de 4 hombres y no parecen que nos vayan a invitar a comer. – me dijo algo preocupado. – Dame unos minutos e intenta controlar a Oloth – le conteste, evitando que lo escuchara el hombre que estaba sentado en la silla. Lorian asintió y salió otra vez afuera, apartándose del camino de los que acababan de llegar.

No sabía si esos hombres estaban con el que había matado a Bames, pero tenía que aguantar y sacar toda la información posible antes de partir. Sin ninguna información solo vagaría hacía un destino incierto, algo que no me motivaba demasiado. – Disculpa, puede que tenga que salir pronto. Dime lo que puedas decirme y me iré – le dije con un tono tranquilo. Si la cosa se ponía fea quería poder ayudar a mis compañeros y no esperando a que respondiera.
avatar
Talamaur
H. del cuervo [Montaraz]
H. del cuervo [Montaraz]

Mensajes : 159
Fecha de inscripción : 04/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
33/100  (33/100)
Experiencia:
38138/38200  (38138/38200)
Áureos Áureos: 73.989

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Gautrek el Sáb Feb 20, 2016 7:27 pm

El silencio que se produjo tras mis palabras incomodó a todos los presentes, hasta que por fin la mujer habló de nuevo. Sus palabras hicieron retroceder varios pasos a hombres que podrían contra 3 a la vez, algo que me sorprendió. En ese momento la mujer desapareció al igual que sus compañeros, sumergiéndose en una densa nieblas que haba desparecido de repente. Todos estaban confusos y no sabían que hacer, incluso Pim, Pam , Pum, comenzaron a mirarse preguntándose si seguiríamos por el camino.

Aunque me habían afectado también las palabras de la mujer, vivir tantos años de horro en la torre del mago me habían hecho menos aprensivo a cosas extrañas. En la torre en la que estuve recluido ocurrían situaciones paranormales casi cada semana, cosa que al principio me hacía estar en vela durante varias noches. Pero al final me fui acostumbrando poco a poco y al final pude conseguir dormir, eso sí con un ojo abierto. Miré a los demás sin saber bien lo que hacer, hasta que de repente Einar me puso la mano en el hombro. Ese gesto me tranquilizó y me dio fuerzas para seguir, algo que necesitaba. Sabía que estábamos entrando en un territorio hostil, por lo que le comenté a Eiran una estrategia para avanzar.

- Erian, no sabemos lo que nos encontraremos más adelante. Tenemos que cubrir todos los flancos a la vez. Di a tus hombres que tengan las armas en las manos, de aquí hasta que lleguemos a nuestro destino. No sé qué más decir… si no podemos atravesar este camino, ha sido un honor compartir este tiempo – le dije estrechándole la mano.

Nos adentramos en la espesa niebla, juntos y preparados para cualquier ataque. Greezley estaba algo inquieto, pero sabía que me ayudaría si estaba en peligro. Era un animal muy noble y encontrarlo había sido una de las mejores cosas que me habían ocurrido. Llevábamos ya un tiempo juntos y lo apreciaba mucho, esperaba que todos pudiéramos salir de aquello. Aunque sabía que era mucho pedir y más sabiendo que el mundo se estaba desmoronando a cada momento, la muerte nos rondaba a cada paso que dábamos…
avatar
Gautrek
Aventurero
Aventurero

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 04/03/2015

Hoja de personaje
Nivel:
25/100  (25/100)
Experiencia:
21572/22000  (21572/22000)
Áureos Áureos: 28.357

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Capítulo 2: La guerra ha llegado

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.